var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Alertan por  extorsión telefónica

Alertan por extorsión telefónica

La extorsión telefónica en la mayoría de los casos tiene como elemento fundamental el engaño por malhechores hacia su víctima para hacerse de dinero de manera fácil, usando información de ella o de algún familiar obtenida por redes sociales u otros mecanismos, razón por la cual se hace necesaria la suma de esfuerzos de autoridades y ciudadanía para controlar este flagelo.

Manifestó lo anterior, Lucero del Alba Aquino Guzmán, titular de la Unidad Especializada de Comunicación Social sobre Seguridad Pública quien precisó que en el 2017 se tuvo el pico más alto en los últimos 6 años, con una incidencia de 258 casos, cifra que se ha logrado controlar en el presente año, con un registro de 108 casos hasta el mes de agosto.

En las estrategias implementadas por las autoridades en materia de seguridad, la ciudadanía debe colaborar desarrollando un sentido más crítico, evitando dar elementos para ser blanco de los malhechores, toda vez que en la mayoría de los casos no existe una amenaza real en contra de la persona o de familiares, puntualizó.

Aquino Guzmán señaló que se trata de llamadas que provienen, en su mayoría, de Centros de Readaptación Social de diferentes partes del país, por individuos que se hacen de datos personales de sus víctimas o familiares, por lo que es necesario cuidar los hábitos rutinarios; los datos personales en redes sociales y portales para la compra de productos y servicios, hasta cómo reaccionar ante una amenaza de secuestro, agresión o cualquier tipo de daño a un patrimonio.

En entrevista, sostuvo que tras los reportes emitidos por la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre el origen de las llamadas telefónicas de este tipo, han evitado se concrete el depósito de dinero que exigen los extorsionadores; y actualmente, que las personas hagan caso omiso a las presiones que reciben.