Alianza energética del América del Norte

Juan Carlos Reyes Torres, Analista Político (Twitter: @jcreyest)

Los mexicanos  -por ignorancia, mezquindad o prejuicios-  detuvimos 20 años la ruta del desarrollo. Todos somos responsables de tan colosal fracaso, primeramente, la clase política.  También son responsables los empresarios, las iglesias, los intelectuales, los partidos y, sobre todo los medios.
Afortunadamente, las circunstancias cambiaron, nuestras instituciones democráticas permitieron la alternancia. Hoy gobierna el país un hombre inteligente, firme y sencillo que sabe escuchar y que tiene la bendita virtud de rodearse de los mejores, de convocar los más capaces para formar un buen equipo de colaboradores. Los resultados de la gestión de Enrique Peña Nieto son innegables, están a la vista: mediante hábil negociación con el Constituyente Permanente –hoy- contamos con un moderno marco constitucional que describe el modelo de estado eficaz al que aspiramos.
En el seno de Pacto se discutió la pertinencia de reformar diversos ordenamientos constitucionales, por su trascendencia destacan las Reformas a los artículos 25, 27 y 28 así como de los transitorios correspondientes en materia energética. La Reforma Energética fue promulgada el día 20 de diciembre del 2013, un día histórico en la vida de México porque a raíz de éste cambio profundo el rostro de la nación habrá de ser otro.
El poder Ejecutivo Federal y el Congreso de la Unión se han coordinado para concluir el ambicioso proyecto de reformas a las Leyes secundarias que regularán el mandato constitucional en materia energética, por lo menos 27 ordenamientos jurídicos federales habrán de modificarse, abrogarse o derogarse en los próximos cuatro meses. Sin duda, México construye veloz una nueva Institucionalidad Energética que nos puede permitir forjar el Bloque Energético más fuerte del mundo renovando nuestra Alianza con los Estados Unidos de América y Canadá, al sumar tecnología, experiencia de negocios y reservas probadas de hidrocarburos.
Antes de que concluya el mes de febrero la Secretaría de Energía de México habrá de presentar al Congreso de la Unión y a la opinión pública la Estrategia Nacional de Energía 2014-2028 la cual está siendo consensuada al seno del Consejo Nacional de Energía, quien ha escuchado voces expertas para normar su criterio a la luz de las ventajas que aporta la Reforma Energética.
La Reforma Energética aprobada va a permitir apuntalar la estrategia de crecimiento económico que ha delineado el Presidente Peña Nieto, en beneficio de todos los sectores sociales.