var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Amadeo Armida Sánchez, un comerciante con alma de poeta

Amadeo Armida Sánchez, un comerciante con alma de poeta

CÁRDENAS, TAB.- Sus ocho décadas de estar en este planeta, no le impiden seguir llevando hasta las mesas de los cardenenses, los deliciosos quesos que comercializa desde hace 40 años, es, Don Amadeo Armida Sánchez, originario de Piedras Negras, Veracruz, pero radicado en esta municipalidad desde 1976, asegura que la crisis no le afecta, ya que a diario “por la gracia de Dios, no falta el pan en la mesa de mi familia”, por que le echamos ganas todos los días los somos, subraya.

Armida Sánchez, quien vive en una populosa colonia del oriente de la ciudad, revela que su hobbie es la lectura, pero que su pasión es la poesía, “he leído muchos libros a lo largo de en mi vida, las letras son cultura y aunque no tuve instrucción académica en mi niñez, ya de grande he buscado la manera de cultivar mi acervo” por que nunca es tarde para acabar de aprender.

Consiente que el tiempo pasa y pesa y que la crisis diariamente afecta a quienes se dedican al noble oficio del comercio, Amadeo Armida asegura que la crisis le hace lo que el viento a Juárez “llevo 40 años dedicándome al comercio, siento que el secreto está en la variedad de los productos y la calidad, aquí en Cárdenas todo mundo me conoce”.

El próximo 16 de marzo, Amadeo Armida Sánchez, estará desprendiendo una hoja más a su calendario personal, con la firme convicción de que se ha dedicado a trabajar con ahínco para llevar sus productos a las manos de sus clientes, el comercio ha sido parte de su vida, aunque su alma es netamente de  poeta, donde la poesía ha sido su consuelo ha está tan difícil vida que le toco vivir.