¡Aplastados!

¡Aplastados!

¡Ni las manos metieron! Con Raúl Gudiño totalmente desplazado por el segundo portero, el APOEL recibió al Real Madrid en el Estadio GSP y se llevó una dolorosa derrota de 6-0 en la Jornada 5 de la Champions League.

Desde la llegada del cancerbero español Nauzet el cancerbero Azteca ha sido prácticamente borrado del equipo y en esta ocasión no fue la excepción en el máximo escenario del futbol mundial.

Desde un inicio, el conjunto merengue impuso condiciones y estableció su superioridad, hecho que se vio reflejado en el marcador en el minuto 23 cuando Modric impactó de larga distancia para abrir la lata en una jugada en la que el portero español pudo haber hecho un poco más.

Para el 39’. El francés Karim Benzema amplió la ventaja con disparo de derecha a pase de Toni Kroos. Tan solo dos minutos más tarde, Nacho se incorporó al ataque de su equipo y mandó a guardar el esférico con remate que se incrustó al lado derecho del arco.

Cuando parecía que se terminaba un primer tiempo de pesadilla para el local, Benzema consiguió su doblete al empujar un “bombón” que le dejó Cristiano Ronaldo a la altura de manchón penal en el 46’.

En la parte complementaria, el conjunto de Zidane salió con el mismo ímpetu y al minuto 49 llegó el ansiado gol de Ronaldo con un remate de cabeza en los linderos del área chica.

Ya con un equipo desfondado, un grave error del defensa central y el cancerbero Nauzet desembocó en un robo de balón de Benzema quien cedió la redonda a Cristiano para que concretara su doblete de la noche y decretar el 0-6 definitivo en el electrónico al 54, pues en el resto del partido los visitantes bajaron el ritmo del partido y perdonaron al rival de una goleada de escándalo.

Con este resultado, Real Madrid llega a 10 puntos del Grupo H para colocarse en segundo lugar del sector, mientras que el APOEL se estancó con dos puntos pero aún con la esperanza de colarse a la Europa League.