Aprendí por las malas: Damm

Aprendí por las malas: Damm

“Me tocó aprender por las malas”, fue así como Jürgen Damm resumió el accidente que sufrió el lunes, cuando encendía fuegos pirotécnicos en su casa y uno de los cohetes explotó cerca de su rostro dejándole quemaduras de primer grado.

El jugador fue llevado de inmediato a un hospital de la zona Valle Oriente en San Pedro para ser atendido y una vez fuera de peligro, a través de las redes sociales expresó lo que vivió e invitó a no utilizar este tipo de artefactos.

“Quiero agradecer a Dios porque fue un verdadero milagro que esto no haya pasado a mayores. Ojalá lo que me pasó a mi les sirva a todos ustedes para que aprendamos que la pirotecnia no deja nada bueno en nuestras vidas. Tristemente me tocó aprender por las malas, pero en verdad deseo que esto les sirva de mensaje para que no tengan que pasar por algo así. Gracias a todos los que me han manifestado su apoyo, me han ayudado bastante en estos momentos difíciles”, expresó por medio de un mensaje.