Arrestan a otro de sus aliados

Arrestan a otro de sus aliados

La policía de Brasil arrestó ayer a un cercano aliado del presidente Michel Temer bajo sospecha de obstrucción de la justicia debido a que supuestamente intentó impedir acuerdos entre acusados y la fiscalía que podrían hundir aún más al gobierno, que de antemano enfrenta un gigantesco escándalo de corrupción.

Geddel Vieira Lima fue ministro para asuntos legislativos hasta noviembre, cuando presentó su renuncia después de que otro ministro lo acusó de tráfico de influencias. Vieira es amigo cercano de Temer desde hace décadas y está implicado en varios escándalos de corrupción.

Los fiscales federales dijeron en un comunicado que Vieira había intentado conseguir el silencio del expresidente de la cámara baja, Eduardo Cunha, y del operador Lucio Funaro, quienes recaudaron recursos para el Partido del Movimiento Democrático Brasileño, al que pertenece Temer. Los fiscales acusan a Vieira del pago de sobornos.

En su decisión para ordenar el arresto de Vieira, el juez federal Vallisney de Souza Oliveira dijo que éste podría estar ocultando hasta seis millones de dólares en supuestos pagos de coimas de Funaro.

El abogado de Vieira, Gamil Foppel, dijo que el arresto era â’œabsolutamente innecesarioâ’  y que su cliente coopera con las autoridades.

La investigación se enfoca en el periodo en el que Vieira se desempeñó como vicepresidente del banco estatal Caixa Economica Federal, entre 2011 y 2013, época en la que creen que canalizó fondos a políticos de manera fraudulenta.

Los fiscales alegan que Vieira se aseguró de que Cunha y Funaro recibieran sobornos y que llamó en repetidas ocasiones a la esposa de Funaro para preguntarle si tenía intenciones de llegar a un acuerdo de culpabilidad con la fiscalía.

Temer, cuyos índices de popularidad están por debajo del 10%, ya está en riesgo de ser suspendido como presidente en caso de que la cámara baja autorice una pesquisa en su contra por corrupción. Se requeriría la aprobación de dos terceras partes de la cámara de diputados, para enviar el caso a la Suprema Corte. Se prevé que la votación se lleve a cabo a finales de julio.