var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Azota ola de frío en Europa

Azota ola de frío en Europa

Europa sufre por segundo día consecutivo una ola de frío extremo procedente de Siberia, provocando más de una decena de muertos y severas afectaciones en los servicios de transporte.

Autoridades de Polonia, Francia, Eslovaquia y Rumania han reportado decesos de personas causados por las bajas temperaturas que azotan a casi todo el continente desde el domingo.

Uno de los puntos más gélidos del continente se ubicó en Glattalp, en Suiza, donde la temperatura cayó a 38 grados centígrados bajo cero, algo extremo incluso para la altitud del lugar (mil 850 metros), según la agencia helvética ATS.

TOMAN MEDIDAS

El alcalde de Etterbeek, en Bélgica, ordenó que quienes pretendan dormir en la calle bajo estas condiciones serán obligados a ser llevados a refugios. El alcalde se ampara en el “elevado riesgo” que supone el frio para la vida de estos sin techo.

En Berlín, la preocupación por la situación de los sin techo condujo a las autoridades a proporcionar 100 camas más en los refugios de la ciudad, que tienen en total mil 200 camas.

CAOS EN EL TRANSPORTE

Aunado a los decesos, la ola de frío ha provocado numerosas afectaciones en los sistemas de transporte, el cierre de escuelas y la suspensión de actividades no esenciales en gran parte del territorio europeo.

Las fuertes nevadas caídas en el Reino Unido durante la madrugada del martes ocasionaron alteraciones en carreteras, vuelos y servicios ferroviarios en varios puntos del país, en la semana más fría del invierno, informan hoy los servicios de emergencia.

Los condados de Kent, Surrey, Suffolk y Sussex (en el sur y sureste de Inglaterra) figuran entre los más afectados por el gélido temporal, con nevadas de hasta 10 centímetros, mientras que se han registrado otras de unos 8 centímetros en el noreste inglés.