BAJAN DESFOGUE; AFECTÓ A 35 MIL HABITANTES

BAJAN DESFOGUE; AFECTÓ A 35 MIL HABITANTES

Vecinos de las rancherías Río Viejo, Miguel  Hidalgo, los fraccionamientos Santa Elena, Bonampak entre otras colonias se mostraron inconformes, luego de que desde el domingo por la mañana la plata potabilizadora la Isla II dejó de funcionar dejándolos sin el servicio de agua potable.
Y es que  los habitantes de esta zona, señalan que nadie les aviso que  no habría  agua, por lo que mucha gente no les dio tiempo de llenar sus cisternas y tanques de agua.
Según el reporte del  Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), esto se debió más que nada a que la Comisión Federal de Electricidad bajo el nivel de turbinación de las presas, dejando sin agua a más de 35 mil usuarios del municipio de Centro.
En este sentido la Comisión Nacional del Agua en voz de su Subdirectora Técnica Angélica Mata García y del encargado de la Subdirección de Agua Potable, Drenaje y Saneamiento, Humberto Aguilar Damián, explicaron que desde el pasado martes se realizaron pruebas de extracción acordadas y coordinadas con las autoridades federales y estatales: CFE, Conagua, autoridades locales como gobierno del estado, Secretaría de Asentamientos y Obras Públicas (SAOP), los sistemas operadores de agua potable  y la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), quienes participaron en una reunión del Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas.
Mata García dio a conocer que dicha prueba consistió en ir disminuyendo el gasto de extracción para revisar en la planicie tabasqueña como se comporta el desarrollo de niveles en los ríos Carrizal y Samaria, esta inició el día martes con 800 metros cúbicos por segundo, se fue disminuyendo 100 metros cúbicos por segundo día con día, el día miércoles a 700, el jueves a 600, el viernes a 500, el sábado a 400 y el domingo a 300.
Se hicieron las mediciones de niveles y gastos en ambos cauces para tomar decisiones pertinentes en cada uno de los escalones que se van reduciendo los gastos de peñitas, en el  Carrizal fue bajando 20 centímetros diariamente hasta el nivel más bajo que fue el domingo 22 de julio.
Humberto Aguilar Damián explicó que este ejercicio se hizo con el fin de estar prevenidos ante cualquier situación y saber cuales son los niveles mínimos aceptables con los que se pueden operar las plantas potabilizadoras. De manera coordinada con el Sistema de Agua y Saneamiento se estuvo monitoreando las captaciones de la Isla I, la Isla II, la planta Carrizal frente a Villahermosa y en conjunto con personal de CEAS se supervisaron las plantas El Mango y la de Samaria en Cunduacán.
La planta La Isla I ya no tuvo capacidad para extraer agua el viernes por la noche por lo que se procedió a ampliarle la columna de bombeo y el día sábado quedó nuevamente en operación aunque al 50%; la planta potabilizadora La Isla II quedó fuera de operación el domingo por la mañana al no tener capacidad para captar, mientras que la planta Carrizal no salió de operación porque tenía suficiente sumergencia de bombeo, al igual que la del Samaria en Cunduacán.