Calor político: destapes en pleno invierno

Calor político: destapes en pleno invierno

Por: Orlando Castillo

Ya están encaminados todos los partidos. Se rumora que el ‘destape’ del precandidato más destapado del PRI será el 27 de noviembre. Pero también no puede ignorarse que el 31 de ese mismo mes ya deberá estar definido el nombre del nuevo gobernador del Banco de México. En los dos casos el nombre más mencionado es el de José Antonio Meade. Aunque las mayores apuestas son que irá las boletas para la Presidencia. ¿El tricolor aprovechará el tiempo de las precampañas? Si es así, entonces tendrá que abrir la convocatoria para que haya más de un aspirante inscrito

.Como ya lo adelantó que hará Andrés Manuel López Obrador en Morena. Aunque es un hecho que el tabasqueño será el abanderado de los morenistas, formalmente se realizará ‘una encuesta’ para que la selección sea ‘más democrática’, que para algunos es simplemente disfrazar la imposición; a decir verdad, por el método que sea, nadie le puede quitar la candidatura de su partido a AMLO
Mientras tanto, en el Frente Ciudadano los líderes del PAN, PRD y MC, Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado, anunciaron que su candidato saldrá de un método surgido ‘del consenso’. O sea que aún no hay nada definido, porque en el PAN quieren consulta interna a sus bases, en el PRD habrá una asamblea electiva y en MC un consejo electivo
Por lo que toca a la gubernatura de Tabasco la encuesta se usará para seleccionar al candidato del PRD, que será el del Frente: De la Vega, Gaudiano, Fócil o Mayans. Corren apuestas.

PARA VIVIR LA CIUDAD

En esta ocasión, cedo la palabra a la joven comunicadora Grecia Alejandro López, quien nos escribe sobre el ecocidio en Tabasco:
Ceiba, guayacán, macuilí, framboyán, cedro, caoba, son los principales árboles que integran el ecosistema tabasqueño, y por años han oxigenado e impulsado la vida en la entidad. A pesar de que Tabasco es considerado un Edén por la gran variedad de flora y fauna que alberga, ha sido víctima del ecocidio a causa de la mediación humana.
Basamos el desarrollo de nuestra civilización en generar energía, materias primas, alimentos, vías de comunicación, transporte, entre otros; sin embargo, realizamos estas acciones sin cuidado y perjudicando a la naturaleza.
Hace algunas semanas, el alcalde Gerardo Gaudiano, dio el banderazo de inicio al proyecto de ampliación vial de la Avenida Paseo Tabasco, desde donde inicia el estacionamiento del Parque Tomás Garrido a la Avenida Ruiz Cortines. Las obras –así lo consideró la Comisión Estatal de Derechos Humanos-, pueden afectar tanto el medio ambiente como la ciudadanía, incluyen oficialmente el trasplante de unos 8 árboles, sin tener la certeza de que continúen con vida.

EL PLAN QUE FALTA
Desafortunadamente estas acciones son las que causan el ecocidio, puesto que buscamos obtener riquezas sin importarnos de qué manera lograrlo. Tabasco ha sido testigo de esta acción y posible, ya que en los últimos 4 años se han talado más de 400 árboles debido a la ampliación de carreteras y una supuesta urbanización de la capital del Estado.
En Villahermosa se habla de urbanismo, pero quizá la interpretación no es la más apropiada, puesto que no nos adaptamos al entorno, sino que buscamos adaptar el entorno a nuestro confort.
En Paseo Tabasco, desde hace ya varias décadas, tanto árboles como otras plantas y fauna que allí se ubican, han convivido en armonía con los elementos urbanos.
Entonces, ¿bajo qué criterios se decide una ampliación vial en una zona con cierto urbanismo? ¿En realidad sólo existe esa salida, o es simplemente obstinación para comprobar gastos públicos?
Para que Tabasco continúe siendo el Edén del que todos hablamos, se debería optar por medidas más razonables como el programa Hoy no circula o la adecuación de vías alternas para agilizar el tráfico en esta zona y minimizar la contaminación. De lo que no hay duda es que la capital tabasqueña requiere de un verdadero plan de desarrollo urbano-ecológico.

EL SHISH
Hasta allí el comentario de Grecia. Sólo añado que el verdadero reto es pensar de manera distinta a Tabasco. ¿Por qué no mirar el modelo de Costa Rica? Ya lo hizo Tomás Garrido hace varias décadas.