var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Compleja batalla contra el desempleo; los factores externos

Compleja batalla contra el desempleo; los factores externos

José Martínez

Tabasco continúa apareciendo en la tabla de desempleo a nivel nacional. Tan solo en el mes de enero de este año la tasa de desocupación fue de 7.5 por ciento. Una noticia nada alentadora para la entidad.

El año pasado -después de las promesas del presidente Enrique Peña Nieto de activar la economía en el estado en 2016-, otra vez hizo el ambicioso anuncio: una nueva reactivación.

Fue en una gira por Tabasco para entregar la primera etapa del libramiento Villahermosa, el proyecto hidrológico para proteger a la población de inundaciones y aprovechar mejor el agua y la modernización de un tramo de la carretera Villahermosa-Cárdenas, donde el mandatario federal respondió de inmediato a la petición que minutos antes le había hecho durante su discurso el gobernador del estado, Arturo Núñez Jiménez.

De nuevo las palabras del Ejecutivo, sonando en los oídos de los asistentes, en su mayoría funcionarios y empresarios; y las promesas haciendo alusión a la caída del petróleo, razón por la que Tabasco venía en picada.

Mencionó acciones a corto plazo como el financiamiento a través de Nacional Financiera, como es a partir del Instituto Nacional del Emprendedor, para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, para que Petróleos Mexicanos (Pemex) haga inversiones específicas aquí en Tabasco, pueda pagar a los proveedores que eventualmente tienen pasivos y acelere estos pagos.
Sin embargo, Tabasco sigue igual, a la espera de esas acciones para tener mejores oportunidades, sobre todo, para las generaciones que vienen a pasos acelerados. Se está consciente que ya es la recta final, y las posibilidades de tener oxígeno para la reactivación son bajas. Pero tenemos que ver al país y al estado más allá de un sexenio. Es la estabilidad lo que está en juego.

En palabras textuales de Peña Nieto, le dijo al mandatario estatal lo siguiente: ETenemos oportunidad, señor gobernador, todavía, de impulsar ya en la recta final, pues quedan poco más de 10 meses a la administración (federal), igual que a la suya, de dedicar recursos para hacer más inversión pública y que eso genere empleo en esta región y podamos mitigar, repito, lo que contrasta, lo que está pasando aquí, en Tabasco, y hay que decirlo también, en el estado de Campeche, con el resto del paísT.

Como respuesta, en este 2018, por falta de solvencia económica y problemas internos en las empresas, más de mil 158 personas han sido despedidas de la Iniciativa Privada hasta el corte del 15 de febrero del año en curso, según la Dirección General de Trabajo y Previsión Social del estado.

Además, sin explicación, ayer fueron despedidos 350 trabajadores de la empresa Oro Negro, que laboraban en las plataformas Fortius, Decus, Impetus, Primus y Laurus, en los complejos Cantarell y Abkatún-A, en las inmediaciones de Ciudad del Carmen. Estos despidos se unen a los más de 25 mil en el sector petrolero de Tabasco y Campeche.

Ante la espera de una bolsa de dinero por parte de la federación a Tabasco al sector educativo, maestros por contrato no han podido firmar, lo que representa una fuente de desempleo.

Esta es la realidad, la entidad continúa en un bache económico por la generación de empleo, sin que la promesa del Presidente se cumpla.


HABERES

DESPUÉS de la sentencia de diez años en contra de Andrés Granier, el ex mandatario de Tabasco desea pasársela en su casa. Se entiende que busque esa salida, pero el pueblo tabasqueño aún espera una autocrítica y explicación de la debacle del 2012. Ninguna responsabilidad pública han asumido los señalados en los ilícitos.