¡Debut congelado!

¡Debut congelado!

El viento no amaina en las montañas de Pyeongchang, lo que ha impedido que comience la disciplina que es piedra angular de los Juegos Olímpicos de Invierno y ha postergado el debut de más latinoamericanos.

Por segundo día consecutivo, se suspendió la actividad en el Centro Alpino Jeongseon, donde estaba prevista para el lunes la prueba de eslalon gigante para mujeres. En esa competición se aprestaban a participar la mexicana Sarah Schleper, la argentina Nicol Gastaldi y la chilena Noelle Barahona.

El domingo, primer día de actividad en el programa del esquí alpino, tampoco alcanzó a competir un solo esquiador. Se pospuso la prueba de descenso libre, en la que aparecerían el chileno Henrik von Appen y el boliviano Simón Breitfuss.

Así, el calendario del esquí alpino lleva dos jornadas de retraso, lo que ha comenzado a generar problemas logísticos.

La prueba del descenso libre de hombres se pospuso para el jueves, lo mismo que el eslalon gigante de mujeres. Pero ambas se llevarán a cabo en distintas sedes. Las mujeres esquiarán en el Centro Alpino de Yongpyong, empleado normalmente para pruebas técnicas, y los hombres seguirán en la sede original de las competiciones de velocidad, el Jeongseon.

Esas dos pistas de esquí se encuentran separadas por una distancia de unos 50 kilómetros (30 millas).

Unas tres horas antes del comienzo del eslalon gigante, se anunció la suspensión.