var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Doctor y enfermero lucran con la salud de jonutecos

Doctor y enfermero lucran con la salud de jonutecos

JONUTA, TAB.- Madres de familias del poblado Playa Larga acusan y desenmascaran al doctor, Felipe de Jesús Moo Zacarias y al enfermero, Modesto Pascual Cornelio, del Centro de Salud del lugar, de lucrar con la salud de más de dos mil personas, ya que cobran todo tipo de servicios a la población.

María Luisa Marcial Ochoa, Mariana Rosario López y Gladis del Carmen Magaña Méndez, armándose de valor rompen el silencio y el miedo, hacen la denuncia pública de los corruptos funcionarios del sector salud, que dependen de la Jurisdicción Sanitaria número once, en este municipio, donde son solapados y protegidos.

Las enojadas madres, expusieron que “El hospital  del pueblo ha sido y esta convertido en jugoso negocio del doctor Felipe Moo y del enfermero Modesto Pascual, ya que todo servicio gratuito lo cobran, si quieres un método de planificación familiar, las inyecciones cuestan 50 pesos; un implante 350 pesos, un suero, 450 pesos, las vacunas 3 pesos, el tamiz de los niños recién nacidos 100 pesos”.

“Nunca te dan medicamentos, agregaron y te mandan a comprarlo a las farmacias que ellos tienen en sus casas, al igual que a las mujeres del programa Prospera le cobran una cuota de 7 pesos mensual y a los de Corazón Amigo, 100 pesos, para hacer los trámites de sus papeles y cada vez que renueven y si no se les dan de baja en dichos programas poniéndoles falta”.

Las inconformes mamás, revelaron que “Toda la familia del doctor Felipe Moo, cobran en dichos programas, sin tener necesidades y enfermedades y si les reclamas se escudan que no les harán nada, ya que cuando viene supervisión al centro de salud, los recibe con comidas en su domicilio, los funcionarios no reportan tal arbitrariedad que ocurre en el hospital del poblado”.