El campo vuelve a ser fuente de riqueza y empleo

El campo vuelve a ser fuente de riqueza y empleo

Si bien la magnitud de la debacle petrolera no ha sido superada, Tabasco registra avances relevantes en la diversificación de su estructura productiva y, en especial, el campo se ha convertido en generador de buenas noticias.

El establecimiento de más de 50 mil hectáreas de plantaciones forestales comerciales (25 mil 723 de ellas logradas en este quinquenio) coloca a la entidad en el primer lugar nacional en este rubro, en tanto que el desarrollo de otras 20 mil hectáreas de palma de aceite la sitúan en el segundo lugar en el país.

De 2013 a la fecha, en Tabasco se ha plantado a un ritmo anual de 5 mil 144 hectáreas de plantaciones forestales comerciales, lo que representa un incremento de 227 por ciento con respecto a 2012; es decir, se ha hecho mucho más que los últimos dos sexenios.

Estos resultados, contenidos en el Quinto Informe de Gobierno, confirman el cumplimiento del compromiso de impulsar la recuperación del campo tabasqueño, para convertirlo nuevamente en una fuente de bienestar, riqueza y empleo en beneficio de las familias del sector primario.

El documento plasma signos evidentes de reposicionamiento en actividades ligadas al cacao, plátano, la agroindustria y la ganadería, y destaca cómo la iniciativa privada ha logrado abrir canales de comercialización para varios productos.

Reporta también que se lograron introducir 105 toneladas de pepino persa y europeo al mercado de Estados Unidos, al mismo tiempo que se comercializa cada año 300 mil toneladas de plátano en Michoacán, Chiapas, Veracruz y Colima.

La dinámica de desplazamiento de este producto ha originado que los plataneros de Teapa, con el apoyo del Gobierno del Estado, desarrollen un ambicioso proyecto de inversión de 200 millones de pesos con el propósito de lograr su industrialización.

El informe resalta que también la caña de azúcar registró un aumento en rendimientos por hectárea, ya que con una superficie de 30 mil hectáreas, en 2017 se produjo un total de 1 millón 410 mil toneladas a un precio de 762 pesos por tonelada, lo que representa un incremento de 21 por ciento respecto al año anterior.

En materia de manejo fitosanitario, señala que sólo en el sector cacaotero se han invertido -de 2013 a la fecha- más de 24.6 millones de pesos para la atención de 23 mil hectáreas en el control de plagas, como la moniliasis y la mancha negra, lo cual ha permitido recuperar los niveles productivos.

Puntualiza que la construcción de invernaderos hidropónicos y orgánicos está rindiendo frutos a corto plazo.