El PREPET, otro tropezón del IEPCT

FELIPA NERY

Ningún número de experimentos, por muchos que sean, podrán demostrar que tenga razón”ALBERT EINSTEINl

Desde las elecciones presidenciales de 1988, cuando se “cayó el sistema”, de cómputo al que se le introducían los datos preliminares de las elecciones presidenciales, en las que competían el priísta Carlos Salinas y el representante del Frente Democrático Nacional, Cuautémoc Cárdenas, en los mexicanos se sembró la duda en torno a los resultados que arrojó esa elección; y por más que Manuel Bartlet, entonces secretario de Gobernación, trató de explicar las causas que originaron lo ocurrido, a lo largo de todos éstos años ha cargado con este estigma de corrupción, incluso, en la reciente plática que se filtró de Carlos Navarrete, dirigente nacional del PRD, se refiere precisamente a Bartlett como “autor de los fraudes de 1988”. A casi 30 años de aquellos hechos, todavía siguen vivos. Recordamos esto, porque los actuales consejeros del IEPECT, podrían correr el mismo destino de Bartlett, por haber contratado la realización del (PREPET), con una empresa que desde sus inicios fue cuestionada por la asignación del contrato, porque no cumplía con las exigencias, a pesar de que el presidente de la Comisión que se encargó de contratarla, a cargo del consejero Miguel Ángel Fonz, trató de justificar su experiencia en otros conteos; pero hoy los consejeros no sólo cargarían con el descrédito público como el caso de Bartlett, sino que se podría proceder penalmente en su contra, por actos indebidos en el desempeño de sus funciones. Para ejemplo, sólo tienen que ver a los consejeros que están ahora en el Reclusorio, por la compra fraudulenta que se realizó en ese órgano electoral, al inflarse el costo del edificio y aunque no se sabe si Gustavo Rodríguez Castro y Héctor Aguilar Alvarado son los responsables de los posibles delitos que se les acusan, fueron parte de la comisión que recomendó realizar la compra. Así es que los consejeros Maday Merino Damián, José Oscar Guzmán García, David Cuba Herrera, Idamara de la Candelaria Crespo, Claudia Jiménez López, Jorge Enrique Gómez Hernández y Miguel Ángel Fonz Rodríguez, están obligados a procurar que el Prepet funcione al 100%, no a medias, porque hasta ahora las tres pruebas que ha realizado la empresa a las que le pagaron casi 9 millones de pesos, no ha garantizado el trabajo, porque el personal de captura no tiene la capacidad, el cableado se recalienta, las computadoras se bloquean, el internet es lento, y de no superarse todos estos problemas, se estima que a las seis de la mañana del lunes 8 de junio, se tendría computado sólo el 50% del programa preliminar de resultados, y entonces, no tendrían ningún sentido este trabajo, porque a esa hora, en los consejos municipales y distritales ya habrían resultados duros. Ante estas denuncias que han hecho representantes de los partidos, como del PAN, Abraham Alanis, y del PVEM, Martín Darío Cáceres, los consejeros tienen que hacer que la empresa Smartmatic, cumpla, porque de no hacerse el PREPET, o de no cumplir con los tiempos, el sospechosismo de colusión y de la corrupción, rondaría al IEPCT, que de por sí ha acumulado cuestionamientos en su actuación.