var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
El Presidente y la moral; combatir la corrupción

El Presidente y la moral; combatir la corrupción

José Martínez

El presidente Andrés Manuel López Obrador cumple su palabra. Puede gustarle o no a sus adversarios, o incluso incomodar a algunos de sus correligionarios, pero con AMLO no hay sorpresas: anuncia lo que hará…y lo hace.

Si revisamos todo lo que anunció en sus tres campañas presidenciales, lo que estamos viendo hoy desde su llegada a la Presidencia es lo que ya sabíamos y que quizá muchos no creyeron. El candidato López Obrador adelantó lo que haría el presidente López Obrador.

Puede que el estilo no sea el esperado. Para otros ese “modito” ya estaba advertido. Claro que hay muchos incómodos, otros temerosos de que el cumplimiento de los 100 compromisos de AMLO los alcance.

Uno de los temas recurrentes, quizá central, en la propuesta y objetivos del presidente López Obrador es el del combate a la corrupción, junto con el freno al derroche.

En el primer caso, aunque ofreció no mirar hacia atrás –“porque mi fuerte no es la venganza”, dijo-, jalar los hilos de la corrupción tiene que llevar a una enredada madeja de intereses y actores. Atacar a fondo la corrupción, por lo menos la ocurrida en las altas esferas, provoca un terremoto en el sistema. Hasta ahora hemos visto una sucesión de sismos y algunos temblores, pero el tabasqueño ha dicho que no se quedará corto. El fiscal general de la República, Alejandro Gertz, tiene instrucciones de actuar sin miramientos.

Para ello se reformaron las leyes y se aprobó una consulta de forma que el largo brazo de la Fiscalía pueda llegar hasta los expresidentes y ex secretarios de Estado.

Dijo el Presidente: sostengo que el principal problema de México era la corrupción, “he propuesto erradicarla por completo, y estoy convencido de que en estos tiempos, más que en otros, transformar es moralizar”.

Desde 1982, Miguel de la Madrid (del PRI), promovió una campaña de la “renovación moral”. Ahora López Obrador encabeza una campaña basada en los principios morales, ahí está como ejemplo la “Guía ética para la transformación de México” y poco antes la “Cartilla moral” escrita en los años cuarenta del siglo pasado por el filósofo Alfonso Reyes.

La “renovación moral” de Miguel de la Madrid fue una respuesta al desorden ético atribuido a José López Portillo, a quien la crítica de izquierda le cambió el eslogan de “La solución somos todos” por “La corrupción somos todos”. La campaña de valores de López Obrador es una respuesta a la inocultable corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto y que fue cada vez más evidente desde Vicente Fox y Felipe Calderón.

Ayer AMLO reiteró que en ese combate ni un paso atrás. Los cimientos de las escaleras se sacuden.

 

HABERES

Conforme a la política federal en Tabasco también se anuncia la austeridad y un ajuste en las asignaciones presupuestales. Que sea para bien.