Elección, civilidad, rumbo a los cambios de poderes

Elección, civilidad, rumbo a los cambios de poderes

Por: José Martínez

Hay tiempos para todo; para competir y para colaborar. Para buscar el voto y para cumplir los compromisos.

Un elemento fundamental para estas próximas elecciones es la civilidad, tener acuerdos y poder llegar a un punto en común para no darle entrada a una desestabilización social, que en nada ayudaría al país ni al estado.

Tampoco se trata de ver quién denuncia más, o quién hace el mayor escándalo para que voten a su favor, más bien es tener en cuenta a la persona que haga mejores propuestas y convenza al electorado.

Otro punto interesante, comentado por el gobernador Arturo Núñez Jiménez en una entrevista a nivel nacional con Ciro Gómez Leyva, es que se debe apasionar pero con mesura, nunca perder la cabeza.

Retomando lo anterior, al menos en la entidad, varios fueron los que sintieron el poder, les fue arrebatado y luego tomaron otra decisión, muy ajena al partido que pertenecían, su pasión llegó al grado de cegarlos, y se cree que actuaron sin razón, a pesar de que todavía no inicia la competencia formal, porque apenas es un primer paso.

Se cree que esta es la elección más importante para el país, donde se disputan cargos desde Presidente de la República, diputados, senadores, gobernadores, alcaldes, legisladores locales.

De ahí que las autoridades electorales la califican como la elección más grande con 3 mil 400 cargos en disputa.
Según el mapa, los estados en los que este 2018 está en juego todos lso cargos son: Jalisco, Guanajuato, Puebla, Morelos, Tabasco, Chiapas, Yucatán y la Ciudad de México. Allí, además de gobernador se elige el congreso local, ayuntamientos o alcaldías; y en el caso de la capital del país, concejales.

Comentaba Núñez, como presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que las autoridades electorales tendrán igual un trabajo importante, de gran responsabilidad, pero que es necesario que los gobiernos coadyuven para que todo salga mejor.

Apuntaba Núñez Jiménez que ‘entre otras cosas hay que garantizar la seguridad de las acciones de las autoridades electorales cuando van a notificar a funcionarios de casilla, cuando van a capacitarlos en algunas zonas de nuestros territorios en donde hay un alta incidencia delictiva, establecer  mecanismos de acompañamiento del trabajo de la autoridad electoral’.

De hecho, hay una propuesta de encuentro con las autoridades electorales y la propia Conago para contribuir, no sólo en la parte de la seguridad del desarrollo de los procesos electorales, también en el ‘grado de civilidad con que se desarrollen’.
Otro ingrediente fundamental en la política, es la ‘autocontención de los actores’; que no se desborden, que todos tengan capacidad de autocontrol para que el desarrollo del proceso sea lo más civilizado y los más institucional que se pueda por bien de México. De nuevo la civilidad como un ingrediente de primerísimo orden, sobre todo para evitar que la política continúe decayendo, que atrás quede el clientelismo, a corrupción y el uso del control desmedido de la impunidad.
Faltan pocos meses para que se den los cambios de poderes, y es urgente que todas las formas de organización estén presentes.


HABERES

DE ACUERDO con una investigación del INE, aspirantes independientes a distintos cargos de elección popular habrían obtenido firmas de apoyo ciudadano de manera ilegal, a través de la usurpación y la compra-venta de credenciales de elector. Entre los casos investigados están aspirantes de Tabasco, Nuevo León, Chiapas, Edomex y la Ciudad de México. Pésima lección para los ciudadanos.