Faltaron los pasos a desniveles

Faltaron los pasos a desniveles

Por: Felipa Nery

Según se ha anunciado, el Presidente de la República Enrique Peña Nieto viene esta semana a Tabasco, para inaugurar algunas obras, entre otras, el libramiento de la ciudad de Villahermosa, obra por cierto inconclusa e infuncional. Ese libramiento que lleva más de diez años en construcción, se preveía que estaría concluido para el 2016, pero cada día se prolonga más, a pesar de tratarse de 31 kilómetros, de los cuales el Presidente ya inauguró 24 en noviembre del 2016 y los otros siete kilómetros que entroncarían con la carretera a Macuspana no hay para cuando se concluyan, a pesar de que el compromiso era terminar en 2016, seguramente concluirá este sexenio y la obra no se hará realidad. Esta obra se inició, con la finalidad de librar el periférico de la ciudad, por donde transitan todos los camiones de carga que van hacia el sureste mexicano y que son un peligro no sólo para los automovilistas, sino para las personas que tienen la necesidad de atravesar el periférico, aun después del 2016 que se inauguró el primer tramo de esta obra, todos los trailers continúan transitando por Villahermosa, y los automovilistas que vienen del centro del país hacia el sureste, o viceversa, tampoco utilizan esta desviación, por el alto costo del peaje por transitar esos 24 kilómetros, que van de 52 pesos para automovilistas y  de 126  hasta 145 pesos, para trailers, según el número de ejes; pero además del alto costo del peaje, los traileros no utilizan esta autopista, debido a que los siete kilómetros de carretera que unirían a la carretera de Frontera con la de Macuspana, aún están atorados, no se concluyen, y todos los transportistas que llevan carga hacia Ciudad del Carmen, a Campeche, a Yucatán, o Quintana Roo, tienen que viajar por la vía Macuspana-Escárcega, debido a que el puente de la Unidad que une a Ciudad de Carmen con el centro del país, se encuentra en reparación y aunque en septiembre del 2016 se dijo que sería sólo por seis meses, a la fecha, no terminan las reparaciones, así es que por ahora, esa obra del libramiento es completamente infuncional, por costosa y por la falta de conclusión de la obra; pero además de esta obra que no ha venido a resolver el problema del tránsito vehicular por el periférico, el Presidente Enrique Peña Nieto también tiene deudas pendientes con los tabasqueños, a quienes no construyó ni uno solo de los seis pasos a desniveles que ofreció durante su campaña presidencial, compromiso que firmó ante notario público, tampoco esa Zona Económica Especial que se anunció para reactivar la economía de Tabasco, no sabemos para qué año se haga realidad, si ahora nos salen que por decisiones de la Secretaría de Hacienda, el Puerto de Dos Bocas ya no será la sede principal de la ZEE, y que ahora se encuentran en la búsqueda de un terreno para la obra. La cuestión es que para este año que queda, no creemos que nada de esto se pueda hacer realidad, ni la conclusión del libramiento, los pasos a desniveles, ni la ZEE.