Festejan tabasqueños a la Candelaria con tamales

Festejan tabasqueños a la Candelaria con tamales

Tabasqueños celebran el Día de la Candelaria con tamales, tradición que aún se mantiene vigente y arraigadas entre la población católica principalmente.

“Quiero diez de caminito, tres de frijol, cinco de chipilín”, son las palabras que se escuchan en la larga fila para comprar esta comida tradicional.

En un recorrido realizado por Grupo Presente Multimedios (GPM) empleados por un momento abandonaron sus centros de trabajo para comparar los tradicionales tamales, luego de muchos sacaron muñequitos en la Rosca de Reyes.

Se constató que la tradición se mantiene vigente y en los hogares, oficinas o comercios donde festejaron a la Candelaria con ricos tamales.

El 2 de febrero culminan las festividades de la Navidad, José y María llevaron a Jesús al templo de Jerusalén, para presentarlo, también se conoce como “Día de la Candelaria” y este evento se unió a la costumbre prehispánica en la que pedía a Tláloc, Chalchiuhtlicue y los Tlaloques por las buenas cosechas y lluvia abundante con ofrendas de maíz y por tanto de tamales y atoles. Según las costumbres católicas esto tiene su origen en la celebración litúrgica de la fiesta de la purificación.

y la presentación del Niño Dios al templo.

Hoy día, el día de la Candelaria, aún se conserva la tradición en muchos lugares y familias, el que encontró la figura del Niño el 6 de enero al partir su pedazo de rosca, será su padrino, o sea, debe invitar a los que participaron en la rosca de reyes obsequiándolos con atole y tamales, además de vestir al niño y llevarlo a bendecir al templo, junto con los participantes de la Rosca, y regresar a casa para disfrutar del convivio de tamales y atole, de esta forma se da por concluidas las festividades de la Navidad y se levanta el “nacimiento” guardando las imágenes para el siguiente año.

Claro que en oficinas, escuelas, clubs y centros de trabajo, esto ya no se acostumbra así, y solo es un pretexto para seguir con los festejos que tanto nos gustan a los mexicanos.