Gobernadores le dan el visto bueno

Gobernadores le dan el visto bueno

Por: Felipa Nery

‘Yo también fui gobernador y lo sé, es difícil, pero es un tema que le corresponde a los gobernadores y meter al ejército a realizar funciones de los gobernadores es simplemente romper la estructura política del país’, les dijo el senador Manuel Bartlett a los gobernadores que en días pasados acudieron al Senado de la República a respaldar la ley de seguridad interior, y a justificar la necesidad de que estén en las calles combatiendo a la delincuencia organizada; también el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera advirtió que de ser aprobada esa iniciativa de ley tal y cual como la ha aprobado la Cámara de Diputados, estarían invadiendo la esfera de los estados y se le estaría dando al ejército más facultades de las que han reclamado; en tanto la senadora Dolores Padierna llamó ‘comodines’, a los gobernadores, porque dicen que se les hace fácil pedir la intervención del ejército y no cumplir ellos con la responsabilidad que les corresponde de atender el problema. Lo cierto es, que el Senado de la República está decidido a aprobar la ley de seguridad interior, sin atender en general las recomendaciones que han hecho la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Organización de las Naciones Unidas, quienes han advertido de los riesgos que corren las libertades y derechos humanos en general de la sociedad mexicana, de ser aprobada la misma. Para justificar la aprobación, los senadores llevaron a los gobernadores a la Ciudad de México, quienes en su mayoría justificaron la ley, salvo el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, que sólo dijo que se afectaría la autonomía de los estados. Sin duda, que los gobernadores lo que quieren es que el ejército les haga la tarea que ellos no han podido realizar, porque no han tenido capacidad de organizarse entre todos y encontrar la forma de atender primero, los problemas sociales y después los de inseguridad, porque sin duda que la narco delincuencia ha crecido en el país debido a la falta de oportunidades para los jóvenes, a la pobreza y marginación en la que viven muchos y que no les queda otra opción, más que enfilarse en las mafias de la delincuencia. Los gobernadores de Querétaro, de Guerrero y Jalisco, justificaron la ley de seguridad que será aprobada porque así lo han decidido ya, con la salvedad, que han corregido, que el ejército no disolverá las manifestaciones públicas, cuando se trate de asuntos electorales, significa ¿entonces que todas las demás manifestaciones las podrán disolver?. ¿Ya no habrá libertad de manifestación en este país?. No olvidemos, que en estos años que el ejército ha estado combatiendo en las calles, se ha negado a que los militares sean sometidos a juicios penales, ni siquiera han permitido que declaren ante un juez, ahí está el caso de Ayotzinapa, donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos investigó el caso, y en ningún momento se permitió que fuera entrevistado ni un solo miembro del ejército que el día de la desaparición de los 43 jóvenes estaban en la zona de donde se los llevaron.