Grilla local: muchos brincos por el piso parejo

Grilla local: muchos brincos por el piso parejo

POR: Orlando Castillo

En los partidos no hay ‘piso parejo’. Ocurre en casi todos los institutos políticos pero ahora es evidente en Morena donde se ven cosas como lo sucedido en Chiapas. Allí, el actual presidente del Tribunal Superior de Justicia, Rutilio Escandón, ganó las encuestas del partido marrón sin necesidad de despeinarse; siendo miembro del gabinete de Manuel Velasco (PVEM), don Rutilio se anotó con los morenos y derrotó al senador Zoé Robledo y al dirigente partidista Oscar Gurrría. También me cuentan que otros dos personajes ‘uno del PVEM y otro del PAN- estuvieron en la pelea

ganada de antemano por Ruti.
Pero aquí en Tabasco, doña Nidia Naranjo quiso sujetarse estrictamente a los estatutos de su partido y renunció a una subsecretaría en el gabinete de don Arturo Núñez para tratar de ser tomada en cuenta por la alcaldía de Cunduacán, pero se quedó vestida y alborotada. Así quedarán otros muchos en otros partidos, y es el caso de David Gustavo Rodríguez quien renunció a la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (SDET) porque jura que sus encuestas lo colocan entre los preferidos para buscar la gubernatura. El problema con el ex funcionario es que en el PRD donde milita no tiene cabida, los empresarios a los que debió atender no lo quieren y me cuentan que anda buscando la opción de Movimiento Ciudadano, pero para una diputación
En el PMC la candidatura para La Quinta la tiene amarrada Pedro Jiménez, todavía en el gabinete. Ya se sabe, esa alianza del PRD, PAN y PMC hará que el juego de las illas y el saca aceite se ponga de moda. ¿Y en el PRI?, la vida o es más sabrosa.

QUIEREN SALTAR CON RED
Ya que andamos en la polaca choca, también mucho darán de qué hablar los cambios en el gabinete. Porque hay una larga, muy larga lista de quienes están muy inquietos por salir a buscar una nueva forma de servir a Tabasco (bueno, es un decir). Si preguntan quién quiere probar suerte en el 2018, lo mejor es preguntar quién no quiere. Los más están esperando una señal de su jefe máximo, porque creen que con eso la tienen asegurada, Pero se equivocan: lo que viene es una verdadera competencia, y contará mucho lo que hayan hecho en el cargo. Dicho de otra manera: el tiempo para mostrar la capacidad de competencia comenzó desde que recibieron sus nombramientos.
En estos días fueron algunas personas cercanísimas a Arturo Núñez quienes obtuvieron indudables ascensos. En primer lugar vemos a Wilver Méndez, quien pasó a una secretaría (SDET), a Socorro May quien obtuvo una subsecretaría (en SDS), y a William Castillo, que ahora despacha en la estratégica subsecretaría de Gobierno, dejando en su lugar en Desarrollo Político a Francisco Trujillo Navarro, quien ya ha tenido otros cargos de responsabilidad en la misma dependencia. Los tres designados se identifican plenamente con el gobernador Núñez. Estos ajustes se tiene que ver como parte de los preparativos para las elecciones del 2018, y también como previas a la selección del candidato del PRD y del frente para la gubernatura.

POLIS DE COLORES
Con eso del temblor, la ‘polis choca’ piden piso parejo. Para empezar como un acto previo a la definición de sus candidatos, los partidos políticos nacionales y sus franquicias en Tabasco, quieren que para las elecciones estatales y federales no haya mano negra. Aunque el asunto se complica dado que la petición aplica de varias formas a saber: piso parejo del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) hacia los partidos, piso parejo en el interior de los partidos políticos y sus aliados; y  particularmente del Gobierno del Estado hacia el interior en el PRD como partido gobernante, donde José Antonio de la Vega, Gerardo Gaudiano, Fernando Mayans y Juan Manuel Fócil Pérez preparan a sus equipos para lo que viene. Son pequeñas batallas que en breve veremos y sabremos los niveles de conflicto que alcanzan; que sumados a la aplicación de la cuota de equidad de género, es de pronósticos reservados. Eso de ‘polis choca’, no es para los polis de uniforma azul, sino para la clase politiquilla que no se cansa de grillar.