¡Injusticia!

¡Injusticia!

En un juego que estuvo enmarcado por dos flagrantes errores del asistente Alejandro Ayala, Puebla y Tijuana dividieron puntos en el partido inaugural de la jornada 4 del Apertura 2017, al empatar 1-1 en la cancha del Estadio Cuauhtémoc.

El abanderado fue el protagonista para mal en el encuentro, porque validó el gol del empate de Xolos al 56’ del argentino Gustavo Bou quien estaba en fuera de lugar, y definió por abajo ante la salida de Moisés Muñoz.

En la primera parte, el mismo asistente Ayala, invalidó de manera incorrecta el que debió ser el primer gol del Puebla a los 13 minutos, a través del argentino Carlos Salom, quien estaba habilitado dentro del área, pero el línea se equivocó al marcar una posición adelantada inexistente.

Aun así, Puebla siguió insistiendo y a los tres minutos de iniciado el segundo tiempo, Christian Marrugo abrió los cartones con un cabezazo dentro del área, luego de un gran desborde de Francisco Acuña quien le cedió la pelota con un gran centro.

El conjunto de La Franja mereció más en el encuentro y tuvo varias para llevarse el triunfo, pero el portero Gibrán Lajud salvó a los de Tijuana en al menos dos ocasiones, las cuales desaprovecho Salom. Todavía en tiempo agregado, Acuña tuvo la última para llevarse el triunfo, se quitó al guardameta pero se le cerró el ángulo y la defensa sacó el disparo en la línea de gol.

Con este resultado, el Chacho Coudet sumó su primer punto como técnico de Xolos en el futbol mexicano, mientras que Rafael “Chiquis” García, se quedó con las ganas de saborear su primer triunfo en casa, al sumar apenas su segunda unidad en lo que va del certamen.