La continuidad de los programas sociales

La continuidad de los programas sociales

Por: José Martinez

Los programas sociales se han caracterizado como acciones de un gobierno, los que en su momento pueden ayudarlos, y ser un punto de referencia para recordar esa administración, aunque en otras, todo es pasajero.

Sin embargo, como una mala fortuna, la mayoría de los programas quedan en el aire y luego desaparecen, porque no se les da continuidad.
En el gobierno de Arturo Núñez Jiménez se han creado algunos: Casa Amiga y Cambia tu Tiempo, así como Corazón Amigo -elevado a ley-, ya que el dictamen -emitido por la Comisión Orgánica de Atención a Grupos Vulnerables, Personas con Características Especiales y Adultos en Plenitud-, señala que la iniciativa presentada por el gobernador buscó garantizar el respeto y protección de las personas con discapacidad, así como generar políticas públicas que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de los grupos vulnerables.

Tan solo el año pasado fueron más de 38 mil los beneficiados, y para este año en curso se previó una ampliación, donde se aceptarán personas en estado terminal.

El apoyo al que tienen derecho las personas con discapacidad consiste en una ayuda económica mensual, que es otorgado a través de las instituciones, mecanismos y reglas de operación que establece el programa respectivo, y que estará determinado en cada ejercicio fiscal de conformidad con las disponibilidades presupuestales del gobierno estatal.

Otra acción es Cambia Tu Tiempo, donde más de 50 mil jóvenes de los 17 municipios están participando, y ahora fue anunciado en el V Informe para que se convierta en ley, aunque primero se enviará la iniciativa, y luego a esperar que los diputados aprueben.

Queda pendiente Casa Amiga, otra noble labor que da un lugar para vivir a familias en extrema pobreza, lo que viene a dignificar su vida para que sigan adelante. En este caso, como bien lo ha dicho el gobernador Núñez y debería aplicarse a todas las familias, no se trata sólo de tener una casa sino de integrar un hogar.

En los tres programas, con sus propias reglas, se beneficia a jóvenes, señores, señoras, ancianos enfermos, personas vulnerables que muy difícil puedan por ayudarse por sí solas.

Al menos en dos de ellos se afirma que habrá continuidad para que las personas inscritas no pierdan su apoyo. No quedará en un cajón de escritorio, ni se permitirá que la próxima administración los olviden.

El anuncio que hizo Arturo Núñez Jiménez hace contrapeso a otros programas que solo sirvieron para querer aparentar el lado humano de esa administración.
No responder a esa política pública habla de una mala planeación, diseño y profundidad porque no se complementaron.

Se ha comentado que igual sirven como banderas electorales para promover a quienes buscan llegar a un cargo de elección popular, sobre todo porque están destinados a las personas que menos tienen, los más vulnerables, y su carencia es extrema.

Y se debe tener cuidado es no caer en el populismo, como sucedió en la época del ex gobernador Andrés Granier, donde se regalaban desde una  despensa, bicicletas y licencias, entre otros favores, lo que le dio plusvalía para tener seguidores al momento, pero de todo aquello, hoy no existe nada concreto en bien de los tabasqueños.


HABERES

EL CEN del PRD dijo que respeta la designación de Darvin González como dirigente en la entidad. Alejandra Barrales sostuvo que están en la ruta de renovaciones de los órganos del partido en algunas entidades, entre ellas Tabasco. Dijo que confía en que la militancia de Tabasco quiera ganar y que le vaya bien a ese partido. Es la clave del futuro inmediato.