La profesión periodística, un asesinato más y la gota que derramó el río

La profesión periodística, un asesinato más y la gota que derramó el río

Por: José Martínez

El llamado ‘cuarto poder’ se quedó en el olvido. Al menos en la zona norte del país, y en el estado de Veracruz y Guerrero, la profesión de periodista es una apuesta contra la integridad: se corre el riesgo de perder la vida. Aunque suene dura la expresión, es una realidad.

La semana pasada se contabilizó la muerte número 126 entre los comunicadores. Esta vez ocurrido en Sinaloa, en la humanidad del cronista en temas del narcotráfico, Javier Valdez Cárdenas. A plena luz del día.

Aunque la situación no es la misma en todo el país ‘son cinco estados los que concentran el mayor porcentaje de asesinatos-, a nivel federal podemos observar que se hizo evidente la ineficacia de los mecanismos de protección para periodistas que ha instaurado el Estado mexicano, y de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, esta última dependiente de la PGR.

Como se mencionaba, los estados más peligrosos para este oficio son Veracruz, Tamaulipas, Guerrero, Chihuahua y Oaxaca. Del año 2000 al 31 de enero de 2016, casi seis de cada diez homicidios de periodistas en el país han sucedido en estas cinco entidades federativas, de acuerdo a datos de la propia CNDH.

El reclamo es general. La muerte de periodistas y otras personas incómodas para un sector oscuro del poder, quedan impunes. Se trata de un un problema estructural, dicen los expertos; porque la impunidad y la corrupción es lo que predomina.

Por otro lado, cada dependencia federal lleva su propia contabilidad de ataques y muertes de periodistas. Por lo que la danza de los números es muy heterogénea y resulta en una reducción del problema real.

La CNDH señala que en Tabasco se han dado dos homicidios de periodistas, entre el año 2000 y enero del año 2016. Aunque no especifica el año cuando ocurrieron estas muertes.

En ese mismo frente, la Fiscalía Especial para la atención de delitos cometidos contra la libertad de expresión tiene registrado en Tabasco un homicidio de periodista en el año 2008, y otro desaparecido en el año 2007. Adicional la Fiscalía reporta la existencia de 15 averiguaciones previas originadas por acciones en Tabasco, sin precisar la fuente del ataque que denunciaron los periodistas.
La organización internacional Artículo 19 contabiliza en 2016 la muerte de un periodista de radio ocurrida el 20 de febrero del año 2016. Sin embargo, es de todos conocidos que la muerte a la que se refiere Artículo 19 ocurrió en circunstancias ajenas al oficio periodístico.

La CNDH ha presentado tres solicitudes de medidas cautelares a favor de periodistas de Tabasco.  Dos de estas solicitudes se dieron ante las amenazas y obstaculización de su trabajo que sufrieron mientras cubrían las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación en nuestra entidad. No fue el gobierno el origen de estas amenazas. El oficio periodístico incomoda a grupos de poder, públicos y privados, que aprovechándose de las deficiencias institucionales llegan al extremo de quitarles la vida al mensajero.


HABERES

EN MEDIO de los riesgos de violencia hay que trabajar intensamente en otros frentes para prevenir. Así la Secretaría de Educación, presentó un programa de acciones a favor de la formación integral y la sana convivencia escolar y familiar. Se aplicará a partir del próximo lunes en las escuelas de educación básica del estado. Ángel Solís Carballo, dijo que de forma coordinada se trabajará con la Secretaría de Salud, Fiscalía General y los jóvenes de Cambia tu Tiempo.