La tómbola de AMLO: métete peté, que te metas peté

La tómbola de AMLO: métete peté, que te metas peté

Por: Orlando Castillo

Uno de los ‘presupuestívoros’ (esos que viven del presupuesto) más felices en Tabasco y en el mundo mundial por la tómbola de López Obrador es Martín Palacios, dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) y actual diputado local. La franquicia fundada por los hermanos Salinas de Gortari en 1990 para combatir al PRD y a Cuauhtémoc Cárdenas dividiendo el voto de la izquierda, ahora se sacó un cachito de la lotería o por lo menos un vale para participar en la tómbola. Al ser seleccionado su partido como el único que no está ‘al servicio del régimen’, hasta Martín Palacios alcanzó la oportunidad de ser digno de absolución y entrar en el reino de El Peje. Claro que unos 140 congresistas de Morena pretendieron recordar el turbio pasado de los petisos pero fuero acallados por la abrumadora pejemanía.

Dijo AMLO que ni el PRD ni el Movimiento Ciudadano ‘a pesar de que se cambió de nombre y se pintó el águila juarista- son dignos de figurar al lado de Morena y sólo puede hacerlo (‘si quiere’) el partido propiedad de Alberto Anaya. No importa que Don Beto haya hecho alianzas con el PRI o con el PAN en varios estados. Eso se perdona, porque bastó que declinara a favor de Delfina Gómez en Edomex, aunque su votación no llegara ni al dos por ciento. El Peté, que fue salvado por el PRI de su desaparición en el 2015, ahora será salvado por Morena de su desaparición en el 2018. Como dice la abuela: más vale estar en la fila del reparto que estar haciendo buenas obras. ¡Santísima oportunidad!

PEREGRINACIÓN A  LOS PINOS
Duro y a la cabeza. Así llegaron las elecciones en el Estado de México, en Nayarit, Veracruz, Coahuila. El territorio de Edomex fue siempre expectativa para las futuras elecciones. Fue una ‘operación de Estado’, dicen los que saben y apostaban doble contra sencillo que Peña Nieto no iba a soltar, por nada del  mundo, una región convertida en fortaleza de ex presidentes y ex gobernadores; también de otras actividades innombrables.
Lo cierto, es que los movimientos de equipos de personas, registrados en Edomex, no deja de enseñarnos que la elección preocupaba mucho al señor presidente. Si no, qué hacían en territorio mexiquense los secretarios de Salud, Desarrollo Social, Desarrollo Agrario, Educación, Comunicaciones, etcétera. Doña Delfina, a un pelito de ganar la gubernatura ahora andará de gira por todo el país. Se dice que será la próxima dirigente nacional de Morena, cargo que dejará López Obrador para ‘destaparse’ como candidato a la Presidencia (qué guardadito se lo tenía). Ahora Alfredo del Mazo tiene que gobernar ‘si lo dejan llegar-, un estado donde más del 60 por ciento de los votantes prefirieron otra opción. ¿Será que allí se aplicará el dicho: a Dios rogando y con el Mazo dando?

MANDAR POR UN TUBO
Para qué darle vueltas. La lluvia siempre va a caer de arriba para abajo y va a correr de arriba para abajo. Fundamental es revisar, reparar, restituir la función del drenaje y los cárcamos. Tan sólo en la cuestión de la operación de los cárcamos, ya hay tela para cortar. Es una inmensa red de complicidades, que sólo ahondará más el problema. Hay quienes venden hasta el diésel son el que deben operar esas máquinas. Es preferible hacer las adecuaciones a tiempo, limpiar la tubería y el personal. Las declaratorias de emergencia y la construcción de albergues son medidas extremas a las que no debería llegarse.
Mientras esto sucede, estoy leyendo que ‘Calvin’ provocará tormentas en Tabasco en las próximas horas. Yo creo que otro ‘Calvin’, el calvito de Carlos Salinas, provocará otra tormenta en el 2018. Este siniestro personaje  tiene metidas las orejas en casi todos los partidos. Tabasco es uno de los estados que le interesa por su riqueza petrolera y por otras muchas razones.