“Las cartas de Frida” evocan miedos y pasiones de la pintora mexicana

“Las cartas de Frida” evocan miedos y pasiones de la pintora mexicana

A partir de las cartas y diarios personales de Frida Kahlo (1907-1954), la soprano Catalina Pereda personifica a la emblemática artista plástica mexicana en el montaje “Las cartas de Frida”, ópera de toilette, que tendrá temporada del 6 de febrero al 14 de marzo, en el Teatro Helénico.

Con la actuación especial de la actriz y directora Jesusa Rodríguez, la puesta en escena evoca pasajes de la vida de Frida Kahlo, después del accidente que tuvo y que le provocó interminables dolores físicos.

La propuesta operística, que cuenta también con las actuaciones de Alejandro Camacho y Carlos Brown, deja ver ese lado que tuvo la artista y pareja del muralista Diego Rivera (1886-1957), en un rincón de su casa en Coyoacán, ese espacio íntimo que fue el baño.

La escenografía se planteó como una instalación efímera que recreó diversas imágenes que remiten a cuadros de Frida, sobre todo la obra “Las dos Fridas” y otras que piezas que han sido exhibidas en magnas exposiciones nacionales e internacionales.

Esas cartas fueron rescatadas en el 2004, Jesusa Rodríguez y Elena Poniatowska fueron invitadas a conocer los objetos de ese lugar.

Eso dio pie a que estas cartas fueran compartidas con Marcela Rodríguez, quien advirtió la musicalidad en su escritura y la composición de la ópera que denominó “Las cartas de Frida”.