LIBRE TRÁNSITO A ILEGALES SUGIERE LA IGLESIA

LIBRE TRÁNSITO A ILEGALES SUGIERE LA IGLESIA

Por lo menos el gobierno mexicano debe otorgar una credencial a los centroamericanos para laborar, esto para evitar que sigan SIENDO VÍCTIMAS de la delincuencia organizada y de los abusos de violación a mujeres. Ayer los 650 ilegales partieron en caranava a Coatzacoalcos

ABISAC MARQUEZ
AVANCE

En rueda de prensa el obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús Rojas López, comentó que  la iglesia  está de acuerdo que el gobierno mexicano otorgue documentación para laborar y permitir el libre tránsito de los migrantes en el país, y evitar que sigan siendo presas de la delincuencia organizada y de los abusos.
“Por lo menos que les den algún carnet o credencial donde por un tiempo puedan llegar hasta donde ellos quieren, pues todos necesitamos trabajar para poder sostenernos, sobre todo un padre de familia”
Precisó a las autoridades mexicanas y de Tabasco, que es necesario garantizar su seguridad, “no sólo porque son migrantes, sino porque son hijos de Dios. Es necesario que pueda haber otra vía humana, que pueda ayudarles en su transito, en lo que ellos llegan a su destino. Que no sólo sea el ferrocarril, donde hemos sabido que los lastiman o matan”.
La caravana traía entre 600 y 800 migrantes originarios de Centroamérica, y que venían caminando desde Tenosique, “solicitan al gobierno la facilidad de poder cruzar el territorio, pues en ocasiones son asaltados, los matan y les quitan su dinero”, recordó Monseñor Rojas López.
En este sentido, aclaró que la Iglesia apoya en lo asistencial, pero en cuestiones legislativas y permisos depende de la autoridad. Por eso, estas personas fueron refugiadas con el apoyo del Movimiento de la Renovación Carismática Católica, así como la participación de varios párrocos y laicos, que les proporcionaron alimentación.
Por ello, comentó que las parroquias cercanas a donde pasa el tren, en los municipios de Tenosique, Macuspana y Huimanguillo, operan los comedores comunitarios de la diócesis, a fin de apoyarlos con alimentación, mantas y medicinas, “damos en las medidas de nuestras posibilidades, porque es la gente quien junto a sus párrocos, quienes ayudan”.