var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Morena va por juicio político si se aplaza revocación de mandato

Morena va por juicio político si se aplaza revocación de mandato

Senadores de Morena anunciaron que solicitarán juicio político en contra de los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama en caso de que se avale la propuesta de diferir los trabajos de organización y eventualmente la fecha para la realización de la consulta para la revocación de mandato.

El vocero de la bancada, César Cravioto, dijo que no se descarta solicitar juicio político contra los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) porque estarían violando la ley.

“Es una actitud irresponsable de quienes tienen la obligación de realizar este proceso, están dinamitando, entorpeciendo la democracia participativa del país. Es una acción más del INE contra la democracia participativa”, dijo en entrevista.

Recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación les indicó que deben cumplir con la ley, por lo que en caso de no hacerlo, adelantó, “vamos a iniciar el procedimiento como el juicio político para sancionar este desacato”.

Dijo que es falso que con mil 503 millones de pesos al INE no le alcance para organizar la jornada de revocación de mandato, ya que gastarían alrededor de nueve mil pesos en cada uno de los 161 mil centros de votación, cantidad similar a la que usa uno de los 59 mil centros de votación que se desplegaron en la consulta contra expresidentes.

“Nos queda claro que Lorenzo Córdova o quiere quedarse con mil 500 millones de pesos o quiere torpedear la revocación”, apuntó.

Por su parte, José Narro, legislador por Morena y vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado, calificó de “chantaje” la actitud del INE de buscar presionar al gobierno federal para obtener más recursos para la realización de la revocación de mandato en lugar de hacer un ejercicio de austeridad, de ahorros, de reducir las altas prestaciones de los consejeros y de la burocracia electoral.