No entender….

No entender….

POR: Felipa Nery

Las declaraciones que hiciera Andrés Manuel López Obrador la semana pasada aquí en Tabasco, en torno a que su fuerte no es la venganza y que de llegar a ser Presidente de la República perdonaría a Carlos Salinas de Gortari y a Enrique Peña Nieto y al mismo tiempo señalar que uno de sus propósitos es de cero corrupción y cero impunidad, provocó cuestionamientos por la gente que tiene capacidad de razonar. En particular me parece, que las declaraciones de Andrés Manuel, son un mensaje a estos políticos, para que no le pongan obstáculos para obtener el triunfo, lo que sería bastante ingenuo, porque en definitiva, no le creerán y por supuesto que a como lo han hecho en otras ocasiones, en esta pondrán todo su empeño para que no sea el próximo presidente de México. Pero lo que es peor es, que mientras la sociedad mexicana está harta de esta colusión del sistema político mexicano, del que han sido parte gobernantes el PRI y el PAN que ya han estado en el poder, ahora venga Andrés Manuel a decirles que los perdonará, lo que significa que no habrá castigo a la corrupción y continuará la impunidad. Los mexicanos hemos caído en desgracia, por la mala administración de los recursos públicos, porque los gobernantes se han enriquecido de forma abusiva con los dineros que debieron invertirse en desarrollo social. México –y Tabasco en especial–,  no tendrían hoy que estar viviendo en la crisis económica en la que se encuentran sumidos, si no se hubiese dado la confabulación entre todos, desde el Poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial y por supuesto, con los estados. Han sido las alianzas perversas desde las cúpulas del poder, las que han provocado la corrupción y la impunidad, corrupción que supuestamente se ha perseguido encarcelando a algunos ex gobernadores, pero que en realidad se ha tratado sólo de venganzas políticas y aparentes intentos de combate a la corrupción, porque no se conoce de resarcimiento de recursos mal versados. Si bien desde el gobierno de Vicente Fox se crearon los mecanismos de transparencia, para obligar a los gobiernos a rendir cuentas a la sociedad, y en este gobierno se creó el Sistema Nacional Anticorrupción, debido a las presiones de la sociedad que ya está harta de la corrupción que se da desde los primeros niveles de gobierno, estas instituciones no han sido suficientes para combatir la impunidad, se requiere de mayor participación de la sociedad, que la sociedad se informe, que exija cuentas y denuncie, exhiba a los gobernantes que sólo llegan al poder para llenarse las bolsas de dinero y no dan resultados, desde las presidencias municipales, los gobiernos estatales y el Ejecutivo Federal, así como en los congresos locales, el Congreso de la Unión y el Poder Judicial. El problema no son los partidos, ni las leyes, el problemas son los hombres que se ponen de acuerdo para generar la corrupción y permitir la impunidad. Cómo está eso señor Andrés Manuel que ahora ofrece impunidad a los que antes llamó “la mafia del poder”?.