No hay que ser, si llovió como nunca

No hay que ser, si llovió como nunca

POR: Orlando Castillo

Disculpe usted pero estábamos ocupados en el 2018 y por eso no vimos que venía un tormentón que hasta pejelagartos, hicoteas y robalos nos cayeron en Villahermosa. Me dice uno de mis cuatro lectores que en lugar de jardineras mejor hubiésemos habilitado trajineras, como las de Xochimilco. Como nada les acomoda hasta hicieron circular una imagen en la que bautizaron a la capital tabasqueña como Villamilco. Por más que nos explican que ‘llovió como nunca’ y que tenemos la culpa por no tirar la basura en su lugar, pues no entendemos que nos seguiremos inundando. ¿Qué si se durmieron los carcameros?, pues claro. Tienen derecho a echarse su siestecita y con más razón cuando el clima se presta para ello. Por lo pronto, las primeras lluvias de junio ‘o las últimas de mayo-, se llevaron a Iván Martínez Herrera, quien fue sustituido en la dirección estatal de protección civil por Jorge Mier y Terán Suárez, hermano de Jaime Mier y Terán Suárez, director del Cobatab. Suerte porque las lluvias no avisan y, aunque Donald Trump diga lo contrario, el cambio climático sí existe. Hay que preparar los cayucos y las botas de hule, así como el tapanco para que no nos gane la depresión 2-E y las que siguen.
LA BANDA DEL FERRARI
No se ha medido a fondo -si es que toca porque parece que está muy profundo el pozo-, del desvío de recursos que encabezó el contador José Manuel Sáiz Pineda encargado de recibir y distribuir el presupuesto durante el gobierno de Andrés Granier. En mala hora para Chema o Pepe Sáiz, como guste llamarle, que los gringos encontraron el hilo de la madeja de ese compleja tejido para llevar el dinero de un lado a otro hasta creer que se borró el rastro. Digo que en mala hora porque precisamente por estos días el equipo de Peña Nieto y Enrique Ochoa andan viendo cómo quitarse de encima el peso de la corrupción. Luego de que fue detenida en Texas, Estados Unidos, la señora Silvia Beatriz Pérez Ceballos, ahora surgió otro nombre: Rogelio Orlando Pineda Meléndez (ay, mi tocayo), quien se supone que desde Baja California Norte, aprovechándose de sus conocimientos fiscales creó empresas de papel para ocultar el dinero sacado de Tabasco.  Desde el 2014 versiones periodísticas reprodujeron la declaración de la señora Ema Gabriela Molina Canto quien aseguró que en el 2008, un año después de que Pepe Sáiz fue designado secretario de Finanzas, el contador Pineda Meléndez y Martín Medina Sonda crearon la empresa lavadora de dinero’Estrategias, Consultoría Fiscal y Patrimonial’. La señora Ema Gabriela fue asesinada en marzo de este año y el acusado es su ex esposo Martín Medina. ¡Ay tatita !
**
DURO Y A LA CABEZA
No es noticia, porque es casi costumbre, pero la tribus en el PRD se están dándose con la jícara, tanto que da pena ajena. Esperen a que lleguen los tiempos ¡¡puej!! No es posible que les importe más quién será candidato y menos cómo van a dejar al estado y desempeñar bien sus cargos. Que mal visto el asunto, las cosas no están así como todo cumplido para palomear. Apoyen a su gober, porque sin presente no hay futuro. Tampoco se vale que algunos del gabinete para tratar de ganar apoyo hasta se sumen a las críticas de los opositores. Eso que se lo dejen al PRI que ya nos enseñó como gobierna, o a Morena que prefiere estar en la oposición.

EL JOVEN ABUELO
Ya salió el peine, como dijo el piojo. Todos aquellos políticos de cubículo que juraron y perjuraron que con la reelección se iba a acabar la corrupción ‘orque el pueblo iba a reprobar en las urnas a los malos políticos’, no pueden negar que nos dieron gato por liebre. Mire usted: los que logren la reelección pueden asegurar hasta 12 años de fueron. Tal como lo quiere hacer Humberto Moreira, el ex gobernador de Coahuila que ahora es candidato a diputado por el ‘Partido Joven’. En serio, este adolescente tiene más de 50 años.