Nueva inundación, lluvias “atípicas”, o realmente permeó la desatención 

Nueva inundación, lluvias “atípicas”, o realmente permeó la desatención 

Por: José Martínez

La inundación de 2007 se quedó en la memoria de los tabasqueños, porque en aquel tiempo se conjuntaron varios factores. Después de haber pasado la anegación y el desastre vino un corte de caja. Surgieron preguntas, principalmente el por qué se había dado el fenómeno. Muchas aún no tienen respuesta.

Algunos aseguraron que fue culpa de los movimientos de la Luna, otros comentaron que el mismo gobierno había ordenado abrir las compuertas de la presa Peñitas para llenar a Villahermosa de agua y cobrar lo del Fonden, hipótesis nada alentadoras, y que nunca pudieron comprobarse. Otras porque en la Conagua y con el gobierno de Calderón especularon con la producción de energía.

Luego se vivieron otras inundaciones, curiosamente en las mismas zonas, sobre todo, del otro lado de río Grijalva.

Diez años después, cientos de familias lo perdieron todo, o casi todo. De nuevo se presentó la desacreditación de las autoridades, en este caso, directamente a la presidencia municipal de Centro, sobre todo, porque los hechos ocurrieron en colonias que son conocidas como ‘zonas altas’, y que difícilmente, por más lluvia que azote, jamás se irían el agua, se trata de las colonias Tamulté, Atasta y Delicias.

Tres horas de lluvia fueron suficientes para esa pesadilla, y ahora, en lugar de ser espectadores, se convirtieron en damnificados.

En aquel 2007, subrayó, nada se pudo comprobar, e incluso, se reportaron cero muertes. Ahora, el panorama, aunque fue en menor escala, alguien desde adentro, se atrevió a culpar y señalar que los encargados de operar no lo hicieron a tiempo.

Así lo dijo un ex supervisor de los vactor, de nombre Alfredo Méndez Sánchez, quien indicó que fue despedido del ayuntamiento por no haber firmado una bitácora que correspondía a una unidad inexistente, y donde se establecía su operatividad.

Fuera del tema político -denuncia que trae el partido de Morena en voz de Adán Augusto López Hernández, quien acusa el mal manejo de la licitación y renta de los vactor-, debe atenderse y aclararse lo expuesto por Méndez Sánchez. El tema es más delicado.

Benjamín Aquiles León, Coordinador del SAS, es la persona a quien señalan, ¿el motivo?, no permitir la entrada de los camiones a las colonias para desazolvar a tiempo.

El denunciante habló además de la falta de experiencia e incapacidad del personal que debe hacer el trabajo en las líneas de los cárcamos. Señaló que sólo laboraron con un vactor, y los otros (cuatro), se quedaban estacionados sin que les dieran explicaciones.

No queremos adelantarnos, pero por respeto a todas las personas indignadas que perdieron sus pertenencias, es necesario aclarar la situación, porque lo más fácil es culpar al gobierno estatal, pero lo más responsable es brindar certidumbre al caso.

Hoy toca decir y decidir en realidad, quién o quiénes actuaron con dolo, y si es necesario, darles castigo. No permitir que el tema se lo lleve el agua. El alcalde Gerardo Gaudiano tiene que actuar con firmeza, porque los costos humanos y materiales pueden también ser costos políticos.


HABERES

CUAUHTÉMOC Cárdenas durante su visita a Tabasco dijo que las políticas petroleras en nada están ayudando al país, por lo que pidió revertirlas, porque lo más urgente es cuidar las reservas. Cárdenas y Alejandro Encinas promueven un amplio movimiento de organización social. Aunque tienen poco tiempo antes de las elecciones.