var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Nuevos tiempos, austeridad de forma general

Nuevos tiempos, austeridad de forma general

Por: José Martínez

En enero de 2017, el gobierno hablaba de un plan de austeridad, sobre todo por los gastos corriente en el que se ven inmersos algunas dependencias, donde casi todo su presupuesto lo destina a ese rubro.

‘Aunque la nómina del estado de Tabasco requiere ser replanteada, es imposible hacer despidos para reducir los gastos de operación, pues sería irresponsable abonar a los índices de desempleo que mantienen a la entidad en primer lugar a nivel nacional’, así lo aseguraba el mandatario Arturo Núñez Jiménez en aquella reunión con un grupo de colaboradores.

Aunque es una medida difícil, es necesario explorar algunos mecanismos que permitan disminuir la carga financiera que representa el gasto corriente, como son los retiros voluntarios.

No así como sucede en algunos municipios, donde el alcalde en turno despide a un buen número de burócratas, pero contrata al doble por sus compromisos de campaña, creando una serie de demandas laborales que va creando un problema sumado a los más de 2 mil millones de pesos, que en algún momento paralizaría a los ayuntamientos.

Dichas acciones son las que no abonan en lo positivo para que el estado pueda desarrollarse, y despegar de la crisis en la que se encuentra.

Aunque en 2012, bajo la presión de haber encontrado un estado en quiebra, y con la responsabilidad de rescatar el sector Salud y Educación –principalmente-, así como el propio campo, la administración nuñista se dio a la tarea de buscar fórmulas para sanear a Tabasco.

Para ello igual se le pidió el apoyo a los empresarios locales, sin embargo, la cultura a la que deberían emplearse, crear y desarrollar proyectos jamás se vio, aunque por otro lado estuvieron los reclamos solicitando apoyos con el fin de poder continuar sobreviviendo.

Sin detener la maquinaria para darle un respiro y no caer en los vacíos, sobre todo económicos, Núñez Jiménez se empleó a fondo e inició un cabildeo con el gobierno federal para inyectar recursos y programas, lo que dio buenos resultados a los tabasqueños, a pesar de la promesa incumplida del Presidente cuando en mayo de 2016 anunció el programa de reactivación económica para los estados de Tabasco y Campeche, en las que se contemplaban iniciativas importantes como la creación de una zona económica especial para estas dos entidades y la apertura a la pesca dentro del Golfo de México, promesa que aún se está a la espera.

De acuerdo a la secretaría de Hacienda, estos proyectos esperarán hasta un año para implementarse.

Por esa razón es urgente que los sectores implementen una estrategia conjunta, en la que se busque analizar esta situación para entender que el estado ya no vive esa bonanza petrolera que permitía pagarle y ofrecerles diversas prestaciones a los trabajadores de manera adicionales, a las que señala la ley.

Se viven otros tiempos, en donde se tiene que entrar a la austeridad, y es de forma general.


HABERES

Aún en contra de todos los señalamientos que tuvo a nivel nacional e internacional por diversos organismos, la Ley de Seguridad Interior, fue decretada y publicada en el Diario Oficial ayer. Será la Suprema Corte de Justicia quien decida su constitucionalidad.