Para unos soy un peligro;  para otros ya me volví fresa

Para unos soy un peligro; para otros ya me volví fresa

Cuestionado sobre que el publicista Antonio Solá ya no lo considera “un peligro para México”, Andrés Manuel López Obrador, precandidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, afirmó que algunos lo tachan todavía de sectario, pero otros lo consideraran fresa, fifi y hasta ñoño.

“Es como el mundo al revés, para unos sigo siendo sectario, un peligro para México, para otros ya me volví fresa, ya casi soy fifi o ñoño. Significa que estamos en temporada de elecciones y lo que se debe de procurar es no perder la sentido del humor, nosotros estamos bien y de buenas y ya voy a empezar a hacer así amor y paz, sonríe vamos a ganar”, dijo en tono jocoso.

Expresó que para eso él también se toma su medicamento Amlodipino.
“Yo también me tomo mi Amlodipino, té y mi Amlodipino, AMLO a Los Pinos”, bromeó.
El tabasqueño defendió al sacerdote Germaín Muñiz, asesinado por un grupo criminal y supuestamente vinculado a la delincuencia organizada de Guerrero.
Dijo a la prensa que independientemente de la actividad del sacerdote y lo que hayan hecho, era un ser humano.