Preocupa criminilización de jóvenes: Graue

Preocupa criminilización de jóvenes: Graue

Por: Felipa Nery

En México, existen más de 30.6 millones de jóvenes de entre 15 y 29 años de edad, que representan el 25.7% de la población en general, de estos, 52.2% son mujeres y 47.8% son varones, de este total, 2.8% son analfabetas funcionales; de estos 30.6 millones de jóvenes, 15 millones tienen empleo, y de estos 15 millones que tienen empleo, el 60% son informales. ¿Y la mitad de los jóvenes que no tienen empleo, qué hacen?.  Según las estadísticas de las defunciones reportadas al INEGI, en 2015 fallecieron 34 mil 60 jóvenes, a nivel nacional fallecen 292 hombres por cada 100 mujeres, las cuatro principales causas de muerte en los varones son provocadas por agresiones (25.4%), accidentes de transporte (17.8%), causas externas (10.5%) y por lesiones autoinfligidas intencionalmente (8%), todas ellas catalogadas como violentas.  Después de revisar estas cifras, la conclusión ya la sabemos, que el gobierno no ha tenido políticas públicas que incluyan a los jóvenes, no solo para su desarrollo personal, sino para beneficio del país, es decir, la población económicamente activa, principalmente la fuerza e inteligencia de los jóvenes no se ha aprovechado, tanto la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), han coincidido al señalar, que el bono demográfico de jóvenes que deberían ser aprovechados para incentivar el desarrollo de México, ha sido desaprovechado y lo que es peor, estos jóvenes muchos han sido reclutados por el crimen organizado y continúan al acecho de otro tanto. Por este motivo es que las autoridades, sobre todo, las encargadas de la seguridad del país, ven en todos los jóvenes de entre 15 y 29 años de edad, un peligro, de ahí su criminalización como señala el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Graue, quien dijo que los jóvenes están indignados por la violación grave a los derechos humanos del joven Marco Antonio Sánchez, estudiante preparatoriano de la UNAM, quien fue detenido por policías cuando tomaba fotografía, desapareció y ante la falta de información sobre su paradero durante varios días, los familiares, junto con la UNAM, se movilizaron y exigieron a las autoridades su aparición, y el joven que fue detenido en la Ciudad de México, apareció deambulando en un municipio del Estado de México, pero en condiciones deplorables, con respecto a la forma en que se encontraba al ser detenido. El joven Marco Antonio fue golpeado, principalmente en la cabeza, por lo que estaba desorientado, sin conciencia emocional. Marco Antonio, fue afortunado al aparecer con vida, ahora habrá que esperar que recupere la memoria y logre superar los traumas que le habrán causado la tortura que seguramente recibió, otros miles de jóvenes no han corrido con la misma suerte, pues muchos aparecen tirados muertos, en fosas clandestinas y otros, ni sus cuerpos aparecen y sus padres siguen una búsqueda desesperada. Esta es la triste realidad de los jóvenes a los que el gobierno les sigue quedando a deber, al no integrarlos a la sociedad.