Presta para la encuesta que sí te cuesta

Presta para la encuesta que sí te cuesta

Por: Orlando Castillo

Pues nada que ya comenzamos con el mismo cuento de siempre. Los cuentos de las cuentas. Las encuestas son de quien las paga y el que paga manda, como han expresado miles de usuarios de las redes sociales ahora que comienza ¡otra vez!, la guerra de los sondeos. Una carnada para los ingenuos, porque ahora ya no hay nada oculto bajo el sol. O muy poco. Así por ejemplo el lunes leíamos por allí que la encuestadora Berumen le daba una ventaja de ¡once puntos! a Gerardo Gaudiano como posible candidato del PRD a la gubernatura en el 2018, frente a Adán Augusto López de Morena, a pesar de que ninguno de estos dos partidos tiene formalmente abanderados. Ninguno los tiene, porque todavía ni hay convocatoria, ni hay precampañas oficiales, ni hay nada…

Pero todo esto sirvió para que los muy informados usuarios de las redes recordaran que en el 2015, la supuesta empresa encuestadora Berumen se quedara mordiendo polvo con sus sondeos que en la competencia por la alcaldía de Centro le daban a Evaristo Hernández 13 puntos de ventaja frente a Rosalinda López y ponían a Gerardo Gaudiano en tercer lugar. Al final Gaudiano ganó las elecciones
No aprendieron de otro resbalón (muy jugoso) que en el 2012 se lo cargaron a Beltrán y Asociados. En aquel tiempo, esa firma se atrevió a pronosticar que Jesús Alí le ganaría las votaciones a Arturo Núñez con una diferencia de hasta 12 por ciento. Al priista (de entonces) Chucho Alí le daban 52 por ciento de las preferencias contra 40 por ciento de Núñez. Imagínese. Ocurrió todo lo contrario: Núñez ganó por mucho más, ya que obtuvo 50.41 por ciento contra 42.94 de Alí.  Claro que quienes hacen las encuestas dicen que ‘no son pronósticos, sino una fotografía del momento’. ¿Será una selfie?

SIN VOTO SÍ HAY DINERO
¿Quién duce que no se puede? Pues lo dicen el priista Jorge Lazo y el perredista Juan Manuel Fócil. Cada quien con sus propios argumentos pero los dos aunque militan en partidos distintos coinciden: en Tabasco no hay condiciones para aprobar una ley similar a la que logró el independiente Pedro Kumamoto en Jalisco. Lo que hizo Kumamoto fue presentar una fórmula sencilla para disminuir el dineral que les dan a los partidos políticos: que los recursos públicos que reciben se calculen en proporción a los votos que consigan en las elecciones y no que se repartan una bolsa ya establecida. Si sólo vota el 60 por ciento, pues se toma sólo el 60 por ciento del dinero para repartir; si votan menos, pues se agarra menos. Según el priista Lazo en Tabasco no se puede porque la mayoría es del PRD, lo que no dijo es que su líder nacional César Camacho ya manifestó su desacuerdo con la Ley Kumamoto. Por su parte Fócil sostiene que si les quitan dinero público a los partidos y candidatos éstos podrían buscarlo en lugares no recomendables. Además, argumentó, en realidad no es mucho lo que les dan a los políticos. ¿Cómo ve?, no les alcanza.
DE AMARILLOS Y MORENOS
Quien no se anduvo por las ramas fue la actual directora del Instituto de la Juventud (Injudet), Yoana Cristell Sánchez Aguirre quien distribuyó un comunicado negando que estuviera considerada en Morena para ser encuestada para una diputación. Afirma la joven funcionaria que no milita en el Partido de Andrés Manuel y que nunca ha tocado esa puerta. Pero además afirma que milita en el PRD desde que tenía 15 años y que allí aprendió la lealtad. ‘Mi corazón, mi sangre, mis pensamientos, son absolutamente amarillos’, sostiene. Hay quienes han visto en su carta una crítica a lo que nacieron en el PRD ahora están en Morena, Pero no se confundan: quien milita en Morena es Rafael Elías Sánchez Cabrales, padre de Yoana, y está en la encuesta para ser diputado federal. Con el PRD el amigo Chóforo ya fue diputado local, diputado federal y alcalde. Ahora tiene un prometedor futuro en el morenismo. Cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa, puej.