Primordial, derechos de niñas y adolescentes

Primordial, derechos de niñas y adolescentes

El Gobierno del Estado mantiene vigente su compromiso de velar por la prevención y sanción de todo acto de acoso o violencia escolar, por ello ¡ni un paso atrás en este deber con padres de familia y alumnos!, manifestó el secretario de Educación, Ángel Solís Carballo, al inaugurar el 6º Foro Nacional sobre Protección de los Derechos Humanos de las Niñas y las Adolescentes.

Al presidir el evento en representación del Gobernador Arturo Núñez, destacó que no debemos permitir que la pobreza, exclusión y violencia arrebaten los sueños de este sector de la población.

En este marco, el funcionario entregó a Ismael Eslava Pérez, Primer Visitador General de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el proyecto Protocolo de Prevención, Detección y Actuación para Atender la Violencia y Acoso Escolar contra Niñas, Niños y Adolescentes en los Planteles de Educación Básica y Media Superior del Estado de Tabasco.

Dicho documento establece los lineamientos de actuación en la materia y busca salvaguardar la integridad física, psicológica y social de los educandos, mediante la plena identificación de conductas violentas, privilegiando el respeto a los derechos humanos de los estudiantes.

Solís Carballo enfatizó que la trascendencia de estas acciones es contribuir a su realización como mujeres líderes, tanto en la vida profesional como en el hogar, donde son los pilares de la familia.

Durante el Foro, que forma parte de los actos alusivos de Día Internacional de la Niña, que se celebra el próximo 11 de octubre, puntualizó que padres, instituciones de gobierno y ciudadanía tenemos el deber de impulsar sus sueños, para que lleguen a ser mujeres que triunfen en la vida y en el trabajo.

En tanto, Ismael Eslava expresó que la lucha contra la violencia en este rubro implica el involucramiento de familias, instancias de gobierno, instituciones educativas, asociaciones religiosas y sociedad en general, a fin de que la violencia y el miedo no limiten la libertad ni condicionen las decisiones relativas a su proyecto de vida.

Manifestó que México ocupa el primer lugar, en países de la OCD, de madres menores de edad, lo cual es un problema que preocupa a las autoridades, ya que esta situación se deriva de factores como desigualdad de género, pobreza y estigmatización, entre otros que vulneran su desarrollo y su plan de vida.

La CNDH confía en que el trabajo transversal con toda la sociedad, permitirá generar un México más justo, incluyente e igualitario, donde las niñas, adolescentes jóvenes y mujeres puedan sentirse libres y seguras de luchar por conseguir sus objetivos, añadió.

A su vez, Isaura Guadalupe Evia Gutiérrez, alumna de la Escuela Secundaria Estatal Benito Juárez, manifestó que las niñas tabasqueñas quieren estudiar y superarse, no ser víctimas de bullying, acoso escolar o embarazos tempranos, y que desean ejercer su derecho a una vida libre de violencia.