var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Protegen en Jonuta a taxis “piratas”

Protegen en Jonuta a taxis “piratas”

JONUTA, TAB.- Más de 200 conductores piratas son los que operan en el municipio solapados por las autoridades de transporte, denunciaron miembros de la Unión de Taxis legalmente constituidos, que han sido rebasados por el pirataje, son impotentes para frenar el denominado “cáncer social”, que afecta los ingresos económicos de los auténticos taxistas.

A decir de los conductores que forma parte de la Unión de Taxis, el grupo de chóferes desde hace más de tres décadas funcionan bajo el amparo de las organizaciones y complicidad de inspectores de transporte y de los oficiales de la Policía Estatal de Caminos (PEC), un promedio de 200 unidades prestan el servicio fuera de la ley, que materialmente se han adueñado de la explanada del mercado púbico “Conrado Ceballos Cámara”, arrinconando a los legalmente constituidos.

Cuando los taxistas no rebasan los cien, denunciaron que sus acérrimos enemigos los piratas son “tolerados” por las citadas autoridades y las mismas organizaciones de propietarios, éste rubro es superado y en vías de ser absorbido por la ilegalidad.

De acuerdo a los transportistas, la unión autorizada -antes eran los anaranjados- por el color que pintaron las unidades, ahora son blancos con vivos amarillos, se enfrentan a la creciente presencia de automóviles de alquiler piratas, los que en su mayoría les hacen la competencia desleal hacía cualquier punto de la geografía, por lo que esto desplaza a los autorizados que  se les ven “negras” para obtener ingresos.

Ellos reconocen que los problemas del transporte es la falta de coordinación de la SCT a través de los responsables, pues la falta de placas, obligó a organizar un grupo que por acuerdo se integró al servicio, pero de manera irregular y que en el pasado ambos grupos que tienen una gran rivalidad protagonizaron numerosos zafarranchos y enfrentamientos, sin llegar a presentarse ninguna baja.

Asimismo, aseguran que en todo el municipio, donde se observa el crecimiento desmedido del servicio “pirata” pues realizan una competencia ilegal además de que los conductores de las unidades en su afán de obtener mayores ganancias arriesgan la vida de los usuarios al protagonizar “carreras”.