var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Protegen manglares de cazadores furtivos

Protegen manglares de cazadores furtivos

JALPA DE MÉNDEZ, TAB.- Con la participación de 50 elementos de diversas corporaciones, entre ellos bomberos del Instituto de Protección Civil fue sofocado el fuego registrado en los alrededores de la Laguna Pomposú, ubicada en Jalpa de Méndez, presuntamente provocado por cazadores furtivos.

La Dirección Operativa de la dependencia estatal, reportó que la oportuna intervención logró proteger a más de 2 mil 200 habitantes de la contaminación del humo originado por la quema de espadañales en cerca de 2 mil hectáreas de manglares.

En dicha reserva ecológica, donde se evitó el daño a cultivos, resultaron afectadas cerca de 350 hectáreas, donde lo que predominaba eran los espadañales y cibales.

Brigadas de la Comisión Nacional Forestal, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, así como personal adherido a los Centros Regionales, trabajaron de manera coordinada por más de diez horas, tanto por tierra como por agua, con el fin de apagar el incendio que se iniciara la tarde del martes y que se agudizó por los fuertes vientos en la zona.

Aunque la temporada de estiaje no ha iniciado de manera oficial en Tabasco, la Dirección de Bomberos ha atendido un número significativo de eventos que en su mayoría son provocados por la mano del hombre, y en menor cantidad por el llamado efecto lupa.

Por ello, el instituto hace un atento llamado a la ciudadanía a tomar medidas precautorias ante la llegada de la temporada de sequía, toda vez que por las altas temperaturas que se registran en el estado, muchas zonas podrían estar en riesgo de sufrir algún incendio.