var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Refinería, va a preguntas y respuestas en esta semana

Refinería, va a preguntas y respuestas en esta semana

José Martínez

Desde la campaña electoral, el hoy presidente de México se comprometió a recuperar la industria petrolera mexicana, la promesa más fuerte en materia energética fue construir una nueva refinería en su lugar de origen, Tabasco.

Aquella propuesta se calificó de inviable. Sin embargo, una vez con la constancia de mayoría en sus manos, AMLO empezó junto con su equipo de energía a realizar las primeras acciones encaminadas a materializar este proyecto.

En esa primera fase de limpieza y despalme del terreno en el puerto de Dos Bocas, empezaron los cuestionamientos de forma más severas.

Por esas fechas una organización civil de la ciudad de México interpuso una denuncia ante la Profepa, por posibles daños al ambiente a causa de las acciones realizadas. Se argumentaba el derribe de selva y de mangles, algo que dejó de existir hace años en el sitio.

La dependencia Federal en pleno desconocimiento y al carecer de oficinas en Tabasco se dejó llevar por el dicho de la organización civil y dio por cierto todo lo señalado. El resolutivo terminó en una sanción administrativa, pero no detuvo la obra.

Ante la declaración vacía de una licitación internacional para encontrar al responsable de la construcción de la refinería, la SENER junto con Pemex, asumieron la responsabilidad de edificación de la obra. Un reto para los ingenieros mexicanos.

Es en este nuevo escenario que Pemex transformación industrial presentó a la Agencia de Seguridad Industrial y Protección Ambiental en materia de hidrocarburo, la ASEA, la manifestación de impacto ambiental para que la obra fuera evaluada por expertos y asegurarse que contemple todas las eventualidades que pudieran encontrarse en el proceso de construcción y de operación, e integrar las medidas de mitigación necesarias.

A petición de un ciudadano, cuyos datos se han mantenido protegidos, la ASEA abrió hace unas semanas la consulta pública y la reunión pública de información del proyecto de construcción de la refinería Dos Bocas.

Con ello, el promovente, en este caso Pemex, colocó al escrutinio público el estudio de impacto ambiental. Ahora cualquiera puede revisar el proyecto y hacer los comentarios y observaciones que considere necesario.

Sin embargo, el proceso va más allá. Este jueves, en un hotel del municipio de Paraíso se llevará a cabo la reunión pública de información, en la que funcionarios de la petrolera contestarán personalmente todas y cada una de las interrogantes que tengan los asistentes a dicha sesión pública.

Se prevé un ejercicio democrático en donde los responsables de la obra presentarán las implicaciones de la obra a construirse, y sumarán todas y cada una de las propuestas emanadas de la reunión del próximo jueves.

Será con estos elementos que la ASEA resolverá sobre el proyecto presentado. Por su parte Pemex estará dando cumplimiento a sus compromisos ambientales, y podrá arrancar en el terreno de la construcción de la procesadora de hidrocarburo.

 

HABERES

A qué juega el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien anunció que siempre sí habrá aranceles para México, en este caso al acero. Andrés Manuel López Obrador dijo que se atenderá el asunto y que habrá  una reunión emergente por esa decisión que se tomó desde el país del norte. También hubo una reunión extraordinaria por la renuncia de Carlos Urzúa como secretario de Hacienda. Todos pendientes porque ya se sabe que la economía es muy veleidosa.