var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Ríos de Tabasco se mantienen en escalas normales, salvo el San Pedro

Ríos de Tabasco se mantienen en escalas normales, salvo el San Pedro

El río San Pedro, que tiene influencia en localidades de Balancán y Tenosique, se encuentra en semáforo amarillo o de precaución, debido a que al corte de este martes se ubicó a sólo 21 centímetros de su Nivel de Aguas Máxima Ordinaria (NAMO), informó el Instituto de Protección Civil del Estado (IPCET).

En la antesala de la temporada de lluvias intensas, el organismo destacó que el resto de los 14 ríos que atraviesan la geografía tabasqueña, bajo el sistema de vigilancia y monitoreo de las autoridades de protección civil, se encuentran en escalas normales, sin que ninguno representa riesgo alguno para la población.

En su reporte de este 21 de septiembre, Protección Civil previó que la jornada estará marcada por lluvias que irán de moderadas a fuertes por la noche y también durante la madrugada del miércoles, mismas que estarán acompañadas de tormentas en la Chontalpa y el Centro.

Agregó que si bien se espera un día con bajo potencial de lluvias y altas temperaturas; por la tarde también podrían presentarse precipitaciones moderadas al oriente del estado, incrementándose hacia la noche y madrugada.

 

Estas condiciones, mencionó, traerían tormentas con actividad eléctrica relevante y vientos arrachados con capacidad de tirar ramas, árboles y espectaculares, especialmente en localidades de la Chontalpa y Centro, así como en la Sierra en menor medida.

 

Con respecto al nivel de los ríos, dio a conocer que el De la Sierra se mantiene 1.16 metros por debajo de su Nivel de Aguas Máximo Ordinario (NAMO), luego de que en las últimas horas descendió 43 centímetros.

 

De acuerdo con el sistema de monitoreo, el Grijalva y el Carrizal –ambos con influencia en la ciudad de Villahermosa– registran una capacidad de regulación de 1.52 y 4.68 metros, en tanto que el Samaria, cuyo caudal atraviesa la Chontalpa chica, se mantiene 3.60 metros por debajo de su NAMO.

 

Los cuerpos de agua situados en la subregión de la Sierra, con una tendencia a bajar y subir súbitamente, siguen en niveles normales. El Puxcatán, que durante la fase de lluvias intensas registrada a finales del año pasado provocó inundaciones en Macuspana, bajó 83 centímetros más, y se ubica 5.73 metros abajo de su escala de afectación, precisó.

 

El IPCET indicó que el río Usumacinta decreció 29 centímetros, para ampliar su capacidad de regulación a 3.28 metros, mientras que el Pichucalco disminuyó 28 metros en las últimas horas y este día está 2.79 metros aún por debajo de su NAMO.

 

Pese a este panorama, la institución sugirió a las autoridades municipales del ramo no relajar la vigilancia en puntos identificados como críticos en márgenes de los ríos; asegurar el funcionamiento adecuado de cárcamos, escotaduras y charnelas, y prever acciones de limpieza y desazolve de drenes y alcantarillas.