var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Sobreviven rejegueros a la crisis lactea de Jonuta

Sobreviven rejegueros a la crisis lactea de Jonuta

JONUTA, TAB.- Rejegueros  sufren los embates de la crisis ya que están mal pagados, pero aseguraron que como este oficio no hay ninguno donde nacieron y se madruga cuando despunta el alba para encerrar las vacas junto con los becerros, para ordeñarlas y entregar el lácteo a los compradores que se dedican a la elaboración de quesos.

Tal es el caso de Carlos Alonso Morales originario de la ranchería Sacrificio quien trabaja como encargado de uno de tantos ranchos que se ubican en esta geografía quien en forma amena en los momentos en que empezaba con el proceso de ordeñar una de 30 vacas rejegas.

Explicó que tiene más de 20 años de dedicarse a este oficio, agregó que ahora que esta la crisis de la leche, ellos no dejan de tener trabajo ordeñando las reses, y más de 500 productores venden el litro de leche a 4 pesos a los que hacen quesos de todas las variedades.

“Ahorita la pagan un poco mejor a cuatro pesos el litro de leche se les vende  a los queseros, y hay otros de empresas particulares la pagan a 3.50 pesos el litro, esto es el precio que ponen ellos, porque al menudeo que es un diez  por ciento de los campesinos que lo están haciendo ante la crisis y lo expenden a cinco pesos el litroT, afirmó el labriego.

Dijo que “se tiene más de tres meses que se está haciendo esta labor, ya que ultralacteos quedo a deber  a los productores, y nosotros los rejegueros porque tenemos familias tenemos que seguir trabajando de esto para poder vivir y sostener a los hijos y esposas no hay vuelta de hoja”, acoto.

Dijo que la ordeña la realizan llueva, truene o relampagueé, todos los días no hay descanso de seis a nueve de la mañana, para ellos no hay días festivos ni descanso más cuando están enfermos, los patrones nos dicen que nos cuidemos.