var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Tigres bajó de las nubes a los Pumas

Tigres bajó de las nubes a los Pumas

Sobre la hora y con el dominio de los últimos años, los Tigres del Piojo Herrera recompusieron el camino y remontaron a los Pumas para ganar 1-2 en el Olímpico Universitario y de paso aplacar el buen momento que vivían los de Andrés Lillini en la Jornada 3.

Los Tigres arrancaron bravos, un disparo del Diente López en los linderos del área sorprendió a Alfredo Talavera que con una rodilla en tierra metió el pecho para controlar el impacto.

Los regios tomaron la iniciativa a la ofensiva. Sin embargo, la falta de contundencia le pasó factura a los de Miguel Herrera. Aunque fueron menores las ocasiones desaprovechadas por el cuadro auriazul.

El equipo visitante fue exhibido en innumerables ocasiones al intentar contener la media cancha, este fue un factor que supo explotar Pumas. La inoperancia por la banda derecha del francés Florian Thauvin dejó entrever la necedad del equipo de Monterrey para atacar por aquel costado. Un disparo de Sebastián Córdova inquietó a Talavera aunque el esférico, para fortuna del guardameta felino, pasó a un costado de su marco.

El tridente brasileño de Pumas volvió hacer de las suyas, Diego Reyes padeció para frenar una aproximación de Meritao, el zaguero, de manera un tanto apurada logró sacar el peligro del área. Sobre esa línea se mantuvo el equipo de Andrés Lillini, una estrategia que antes de finalizar los primeros 45 minutos le rindió frutos.

Córdova fue el gran gestor de la jugada más clara de peligro de Tigres, el Diente recibió en el área un balón a modo y ante la marca de tres zagueros, López recortó y sacó un disparo cruzado que no entró a la portería.

Apenas a un metro de distancia André-Pierre Gignac reclamó la decisión, el atacante se encontraba solo frente a la portería mientras Talavera resguardaba su primer poste-

El que perdona pierde, después de desperdiciar esta jugada llegó una genialidad del cuadro universitario. Un soberbio pase de Favio Álvarez que partió en dos a la defensa de los Tigres culminó con una gran definición de Jerónimo Rodríguez, el lateral se convirtió por un momento en un centro delantero de experiencia y ante la salida de Guzman definió con frialdad para romper el cero en los cartones.