var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
Toque de queda en Francia

Toque de queda en Francia

El primer ministro de Francia Jean Castex anunció ayer una vasta ampliación del toque de queda nocturno para contener la renovada diseminación del coronavirus, y declaró que “la segunda ola ya está aquí”.

El toque de queda impuesto en ocho regiones de Francia la semana pasada, que incluye a París y sus alrededores, está siendo extendido a otras 38 regiones y a la Polinesia a partir del viernes, dijo Castex. Es muy probable que se mantenga por seis semanas antes de ser revisado, señaló.

Horas después del anuncio del premier, las autoridades de salud reportaron que Francia había registrado más de 41 mil 600 nuevos casos de COVID-19, un nivel récord para un solo día desde que el país inició pruebas a gran escala. Las cifras muestran que Francia se acerca al millón de casos confirmados desde el inicio de la pandemia, con 999.043 para la noche del viernes.

 

CHECOS EN CONFINAMIENTO

El gobierno de República Checa había asegurado que no volvería a ocurrir, pero los checos están entrando en un segundo encierro nacional para evitar el colapso del sistema de salud, en medio de un récord de contagios de coronavirus.

Chequia aplicaba ayer exactamente las mismas restricciones masivas que ya impuso en primavera a los ciudadanos. El primer ministro, Andrej Babis, dijo no tenemos tiempo que perder, la oleada es enorme’’.

El mandatario se disculpó por el enorme impacto que tendrán las restricciones sobre la vida cotidiana, pero dijo que si no se tomaban, “nuestro sistema sanitario colapsaría entre el 7 y el 11 de noviembre’’.