var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-38838256-1']); _gaq.push(['_trackPageview']); (function() { var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true; ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();
¿Trabajan los partidos políticos en Tabasco?

¿Trabajan los partidos políticos en Tabasco?

POR: Sinuhé Casanova Magaña

Para la sociedad tabasqueña en casi cualquiera de sus deciles socioeconómicos no resulta nada raro estar comentando e incluso integrándose en lo que será la elección ordinaria del 2018; se renovarán las dos senadurías de mayoría relativa y la de primera minoría, las seis diputaciones federales, los diecisiete ayuntamientos, las treinta y cinco diputaciones locales, la gubernatura y, evidentemente, la Presidencia de la Republica. Es decir, en Tabasco se votará por las tres las autoridades: Federal, estatal y municipal.

Recordemos que la homologación de las elecciones federal y estatal fue realizada por primera vez en Tabasco en el 2012, mediante una reforma impulsada por el PRI esperando contrarrestar el ‘efecto Obrador’ en la entidad. Quisieron aprovechar  la ‘buena’ imagen y exceso de publicidad con la que se condujo siendo Gobernador, y luego candidato, el actual Presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto.

El próximo año, nuevamente los tabasqueños para el día de la elección tendrán seis boletas electorales en sus manos. Surge la interrogante: ¿los partidos políticos están preparados para ello? Es decir, los partidos políticos le apostarán (como debería ser) a que cada ciudadano emita sus seis votos por el mismo partido y que no realice un voto diferenciado. Aunque siempre existen variaciones, algunas veces muy marcadas, este tema requiere de un tratamiento aparte. ¿Qué se observa que estén haciendo los partidos políticos como trabajo partidista? Vayamos por partes y comentemos sobre los principales partidos en Tabasco: el PRD, MORENA y el PRI.

En días pasados el Consejo Político Estatal del PRI nombró al dirigente sustituto de ese partido, al único que se registró (extrañamente) para ocupar el cargo, Gustavo de la Torre Zurita. Éste a su vez realizó algunos ajustes mínimos en la estructura estatal de ese partido. Es todo el trabajo partidista que hasta el momento se visualiza en el PRI estatal; también, es de conocimiento público que las estructuras municipales, seccionales, dirigencias, sectores y organizaciones se encuentran vencidas. Tienen mucho trabajo por realizar.

Por otro lado, en Morena, lo que se percibe es prácticamente una larga campaña. No podemos dejar de mencionar a Andrés Manuel López Obrador y las pasiones que genera en el Estado. En ese partido, que dirige el notario Adán Augusto López Hernández, se observan actores políticos, tanto fundadores como recién llegados, en actos de cercanía con la gente, en visitas casa por casa, entregando el periódico ‘Regeneración’, formando comités y afiliando ciudadanos. Aunque todo indica que están realizando trabajo partidista constante, para este partido político sería interesante saber del seguimiento que le dan a las actividades de los comités formados y de los nuevos afiliados, es decir, si llevan orden y existe retroalimentación en sus actividades.

En el caso del PRD, se observa trabajo partidista principalmente en las dos corrientes más representativas: ADN, teniendo como líder al diputado local Juan Manuel Fócil Pérez y al diputado federal Candelario Pérez Alvarado, Presidente de ese instituto político; la otra expresión política es Nueva Izquierda, con su actual líder, el titular de la SCT Agustín Silva Vidal. Aunque en el PRD la afiliación partidista es un poco distinta a los otros partidos políticos, ya que estos inscriben al partido y también a una corriente o expresión política. Se observa a Nueva Izquierda en una intensa campaña en todo el estado a través de sus bases, mientras que en ADN se percibe más trabajo personal; es decir, de los que aspiran a ocupar alguna candidatura, pero finalmente es trabajo a favor del PRD.