Una morena que se hace del rogar y del robar

Una morena que se hace del rogar y del robar

Por : Orlando Castillo

Tiene razón Juan Manuel Fócil, tan pragmático como es, al fin empresario. El PRD no puede seguir esperando eternamente que la Morena le dé “el sí”. Aunque López Obrador continúa deshojando la morenita entre “me quiere” y “no me quiere” , el tiempo pasa y ya estamos en temporada de que los partidos decidan candidatos. De muchas maneras se ha dicho que la izquierda tendría que ir unida si es que realmente hay ideales comunes (como lo expresó la maestra Ifigenia Martínez), pero si de lo que se trata es sólo de nombres, ofendidos y ofensores, pues allá está el PRI frotándose las manos atizando la hoguera y el PAN haciendo cálculos de cómo el pleito entre hermanos les ayudará a regresar al poder…y apoyado en uno de ellos, mientras el otro beneficia en los hechos al tricolor.

Así que como diría la abuelita: “a la fuerza, ni las alianzas entran”. Para la gente común, el asunto es muy simple entre los partidos: se trata de ganar el poder, o por lo menos un cachito, y repartirlo entre los cuates. Y que no le digan, que no le cuenten, que la luna es de queso, porque…

TODO, MENOS AFUERA
Cierto, porque no me digan que es una cuestión de ideales en el PRI, donde trae un pleito de pronóstico previsible y no reservado: al final “la unidad” depende de cuánto le toque a cada quien. En el PAN, todo se reduce a un jaloneo entre el grupo que comanda Felipe Calderón y los que siguen fieles a Ricardo Anaya, donde hay de dulce, chile y manteca. Es un asunto de cúpulas. Como ocurre también en el PRD con “los Chuchos” insaciables, que se llevarán al baile a todos los amarillos (hasta los de buenas intenciones), y los de “adene”  que pastorea Héctor Bautista. Lo que importa es sobrevivir. Y como diría el Tlacuache Garizurieta: “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”. Y eso, ni muertos.

MORENA MÍA Y TUYA
Pero oiga usted eso de Morena como que ya se convirtió en “la esperanza de los ex priistas”. Evaristo Hernández les vendió muy bien la mercancía de que tiene una “estructura” en Centro y ya le adjudicaron el contrato de la alcaldía sin licitación ni concurso. Como decía el buen amigo Pepe Martínez en este mismo diario,  allí cayeron parados en adquisición reciente Ariel Cetina, Armando Beltrán (La Pelota), Mario Llergo, José Manuel Castellanos, Abenamar Morales, porque tienen asegurada una posición. Recientemente circuló una foto con otros arrepentidos que se acogieron a la absolución de Adán Augusto como Pedro Palomeque, ex alcalde de Tacotalpa; Emilio Contreras, de Teapa y Oliver Falcón, de la ganadera de Centro. La euforia es tal que hasta se especuló que Manuel Andrade ya andaba en tratos con el promotor de la soberanía de Morena. El coordinador de la bancada tricolor se apresuró a decir que son buenos amigos, pera nada más.

¿VERDE LIMÓN?
Viejo lobo de mar, quien está leyendo bien el chisme de la grilla local y nacional es Roberto Madrazo. Ya les dijo a sus compañeros de partido (el PRI, no el Verde) que solos no ganan y que en Tabasco los barrerá López Obrador. Anda promoviendo la consulta a la base para seleccionar candidato a la gubernatura, pero de una alianza que podría ser con el PVEM que dirige en Tabasco nada más y nada menos que Federico Madrazo. Mientras, Pico se deja querer por el PRD haciendo guiños de que “podría ser, quién sabe, a lo mejor sí”. Al final, dicen los que dicen que saben, todo se resolverá en el escritorio del sonorense Manlio Fabio Beltrones que al estilo de las antiguas familias de abolengo tiene un pie en el PRI y otro en el PVEM…¡Donde está su hija Sylvana Beltrones Sánchez! La Chivis está casada con Pablo Escudero, senador por el PVEM y actual presidente de la Cámara Alta; además, La Chivis es, por si acaso, diputada plurinominal federal en el PRI y secretaria general adjunta del CEN tricolor. Así que la política es prismacolor por la vía de la sangre, el compadrazgo, las familias. Abajo, nosotros los pobres.