MÉXICO NUEVO

Juan Carlos Reyes Torres, Analista político (Twitter:@jcreyest)

ECOS DE LA REFORMA ENERGÉTICA

ENERGÉTICA“Nuestra generación tiene el reto de transformar el miedo en esperanza. No una esperanza fantasiosa o ingenua, sino una esperanza sustentada en los hechos, que esté latente en la vida diaria de los mexicanos”.  ENRIQUE PEÑA NIETO

Afirmamos que la Reforma Energética aprobada significa el despegue de nuestra Nación. La Reforma logra mantener la propiedad de la nación sobre los hidrocarburos que se encuentran en el subsuelo.
La Entidades paraestatales PEMEX y CFE serán transformadas a EPE (Empresas Productivas del Estado) conservando el 100% del capital accionario para el Estado pero modernizando sus administraciones y fortaleciendo sus procesos, habrá una nueva relación con los sindicatos nacionales de industria. La Reforma garantiza que la nación ejerza de manera exclusiva la planeación y control del sistema eléctrico nacional en beneficio de un sistema de mercado competitivo que va a permitir –con el paso del tiempo- reducir los precios y tarifas del sector eléctrico. Además, la Reforma garantiza mayor abasto de energéticos para todas las industrias a un mejor precio.
Las leyes secundarias a discutirse en el Congreso federal van a lograr establecer en las EPE estándares internacionales de eficiencia, transparencia y rendición de cuentas; asignaturas olvidadas en las administraciones del PAN, hoy en caída libre.
En materia de política macroeconómica la Reforma fortalece el ahorro a largo plazo a través de la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, el cual va a permitir a las generaciones futuras contar con recursos presupuestales que consoliden el México-mañana. El Fondo tendrá la naturaleza jurídica de un Fideicomiso público en el cual el Banco de México fungirá como fiduciario, el Comité Técnico del Fideicomiso estará integrado por el Secretario de Hacienda y Crédito Público, el Secretario de Energía y el Gobernador del Banco de México. La Reforma, también, se responsabiliza de la protección al medio ambiente y del desarrollo social, además de propiciar la inversión productiva.
La discusión reglamentaria en el Congreso de la Unión es el tema toral de nuestros días, destaco la Ley de Hidrocarburos, reglamentaria de los Artículos 27 y 28 Constitucionales, así habrá de legislarse en materia de Exploración y producción, las facultades y atribuciones de la Secretaría de Energía para efectos de que esta dependencia federal pueda seleccionar áreas, tipos de contratos a licitar y otorgar asignaciones directas.
La Ley de Hidrocarburos deberá determinar las facultades de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) para realizar licitaciones, suscribir contratos, regular actividades y resguardar la Información geológica propiedad estratégica de la nación.
La Ley de Hidrocarburos deberá contemplar las facultades de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio ambiente, cuya cabeza de sector será la SEMARNAT.
La Ley de Hidrocarburos deberá establecer disposiciones claras para garantizar que el contenido de los contratos a suscribirse contemple reglas de contenido nacional, de transparencia y causales de rescisión.
Se legislará en materia de petroquímica, transporte, almacenamiento y distribución, así la Ley de Hidrocarburos contemplará facultades a la Secretaría de Energía para regular y otorgar permisos y concesiones en materia de refinación, petroquímica, transporte y distribución (no asociados a los combustibles transportados mediante ductos) y venta de gas LP. Se asignan nuevas facultades a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para regular y otorgar permisos y concesiones en el resto de las actividades de transporte, almacenamiento, distribución y venta al público. Establecer –en coordinación con el sector Hacendario- precios y tarifas y regular el acceso abierto a ductos e instalaciones de almacenamiento.
La Ley de Hidrocarburos va a otorgar nuevas facultades al CENAGAS para garantizar el acceso universal y la reserva de capacidad en el Sistema nacional de Gasoductos, para dar continuidad al suministro de gas natural.
Como podrá usted observar estamos ante el parteaguas de la nueva Institucionalidad Energética de México.